Así es el Taycan, un verdadero Porsche

Probamos este eléctrico en México y no deja extrañar el ruido de combustión o la respiración de un motor térmico por su espectacular comportamiento.

Por Redacción Motor

09:36 a. m. 01 de diciembre del 2020
Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Para los puristas de la marca de Stuttgart el anuncio del Taycan eléctrico les dejaba más sinsabores que cosas positivas. A Porsche no le perdonan nada que atente contra la tradición y el ADN de la marca, algo perfectamente representado en la continuidad en muchos aspectos de su diseño y mecánica. Y especialmente de sus motores de combustión interna.

He tenido la posibilidad de conducir casi todos los modelos actuales de la marca en circuito, escenario perfecto para exprimir al máximo todas sus bondades técnicas y disfrutar las prestaciones. Por ese motivo, pensar que un carro eléctrico, sin sonido, caja de cambios PDK o de seis marchas manual (porque en efecto trae dos cambios), con esas dimensiones y peso pudiera igualar las sensaciones de los deportivos alemanes no estaba dentro del guión.

Tuve finalmente la posibilidad de tener un primer y corto contacto con el Taycan en el Autódromo de Tocancipá mientras configuraban temas de software en la primera unidad que aterrizó en el país. Desde esa primera aceleración ya era claro que Porsche no se había tomado a la ligera el desarrollo de su primer vehículo eléctrico y que, por el contrario, el carro hacía perfecto alarde de la ingeniería de la marca.

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Hace pocos días asistí a la presentación del vehículo en México, ahora sí, con un itinerario que nos iba permitir tener una experiencia de conducción real en ruta y un pequeño circuito. Luego de la develación y explicación detallada de todos los pormenores del carro, todo estaba dispuesto para un recorrido de cerca de 150 kilómetros para rodar en el Taycan.

El conjunto del Taycan es impresionante pero, a pesar de su gran tamaño Porsche le dio proporciones correctas al diseño. Es un poco más corto que un Panamera, más bajo y muy ancho para darle un aspecto totalmente deportivo a este 4 plazas. Gracias a que no requiere grandes entradas de aire para enfriar los radiadores por ser motores eléctricos, el carro es muy limpio adelante y no cuenta más que con un par de rejillas bajo las luces principales y una más pequeña en la parte baja de la defensa delantera que se abre o cierra para mejorar el coeficiente de penetración aerodinámico que ya de hecho es el mejor que ha logrado la marca en sus carros de producción con apenas el 0.25%.

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Al llevar los motores ubicados en cada uno de los ejes la cabina no tiene el túnel habitual en los vehículos de tracción trasera o integral lo cual mejora mucho el espacio interior que, si bien tiene un techo muy bajo las sillas están también proporcionalmente a muy poca altura sobe el piso lo que le permite albergar personas bastante altas. Otra ventaja de habitabilidad gracias a la electricidad es el espacio de carga porque cuenta con un baúl trasero de 366 litros más un compartimiento en la parte delantera de 81 litros, clave para darle el uso familiar al vehículo.

Ya en la carretera llegó el momento de pisar el acelerador y descubrir el monstruo que es el Taycan: los 1.050Nm (versión Turbo S) de torque son apabullantes y hacen que el carro empuje desde la primera intención de acelerar y que en cada milímetro de recorrido del pedal la respuesta sea contundente y evoque a los grandes deportivos de Porsche.

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Es desconcertante rodar sin percibir ruido alguno, más aún, a altas velocidades; en ocasiones podría ser peligroso pues es tal la calma que se pierde la percepción de velocidad en un carro que devora los kilómetros a un ritmo endemoniado. Después de entender lo que empujan los dos motores eléctricos, hay que jugar con los diferentes modos de suspensión y comportamiento moviendo la perilla para modificar el modo de conducción “range”, pensado para optimizar el consumo de energía y vamos al normal, sport y sport plus para encontrarnos, como sucede en los otros modelos de la marca, que el Taycan se transforma en un deportivo de 4 plazas que no tiene nada que envidiarles a los más encopetados súper carros de Porsche.

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Ya en el circuito iniciamos con la primera prueba de rigor: hacer una arrancada con el launch control o control de arrancada para sentir, en la mejor configuración, el torque y la patada de arranque con la que se toma apenas 2,8 segundos para llegar de 0 a 100 kilómetros por hora y, por supuesto, pararlo exigiendo al máximo los frenos carbón cerámicos. Faltaba pasar por un circuito bien entreverado para certificar que Porsche no pensó en un carro eléctrico como un desarrollo para ponerse a tono con la tendencia actual; respetó los cánones de la marca al milímetro y logró, en un vehículo familiar, eléctrico, pesado y grande, condensar todas las virtudes de manejo de sus modelos deportivos.

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Llevarlo al máximo pide unas manos entrenadas porque si bien es muy obediente y los controles de seguridad activa permiten exigirlo al máximo sin “riesgo”, es necesario entender un poco la dinámica de los pesos y como transferirlos de un eje a otro para optimizar el paso de velocidad en curva. Con el torque y repuesta inmediata que tiene, en el modo de conducción más deportivo hacer “drifting” o manejo derrapado puede ser muy fácil pero requiere entender la técnica para poderlo ejecutar correctamente.

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

No quiero hacer mucho énfasis en las prestaciones, cifras de desempeño y todos los sistemas de infoentretenimiento porque son aspectos que Porsche respalda con su marca y que, salvo algunos temas de software pensados para la gestión e información de los motores eléctricos, son transversales en casi todos los modelos, pantallas, radios, sillas eléctricas, seguridad activa entre otros. Es importante conocer cuáles son las versiones disponibles y sus diferencias sobretodo en lo que respecta a la potencia que producen sus motores: La versión de entrada es el 4S con 490 caballos que se pueden extender momentáneamente con el overboost hasta los 571. El Turbo, inicia en los 625 y puede llegar hasta los 680 y, finalmente, el Turbo S también de entrada tiene 625 y llega hasta 761.

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Como todos los automóviles eléctricos del mercado, el Taycan se castiga por su autonomía, punto crítico que limita el uso del vehículo cuando su conducción invita a manejarlo sin restricciones por largos trayectos. En versión Turbo S nos comentaron que usándolo a buen ritmo y haciendo la regeneración con los frenos y desaceleración podemos hacer 250 a 270 kilómetros sin recargar; aclaro, en cualquier vehículo eléctrico la gestión del consumo va muy atada a todos los accesorios que estén en uso y cómo manejamos el acelerador.

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Por lo demás, faltan calificativos para explicar de verdad el aparato que es. Si los eléctricos vienen a brindarnos el ya apreciado torque acompañado de esas prestaciones, estamos frente a una nueva era muy divertida de la que los puristas del manejo como yo, solo extrañaremos el sonido, olor del combustible y la caja de cambios algo que, sin duda, puede pasarse por alto apenas presionen el acelerador de un eléctrico como este Taycan.

Juan Pablo Clopatofsky G.

** Asistimos al lanzamiento del Porsche Taycan en México, gracias a la gentil invitación de Autoelite, importador de la marca para Colombia.

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Prueba de manejo al deportivo eléctrico Porsche Taycan

Noticias recomendadas

Más noticias

Galería: Porsche Boxster 25 años

Tomando como base el Boxster GTS, estará limitada a 1250 unidades y se distinguirá por detalles de diseño inspirados en el concepto de 1993.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.