Prueba SYM Jet14: ágil citadina

Nos pusimos a los mandos de esta nueva 'scooter' que llega con un precio atractivo, apuntando directo a la Yamaha Nmax.

daniel otero

10:03 a.m. 04 de diciembre del 2019
SYM Jet14 01

SYM Jet14

Daniel Otero / Redactor Motor.com

Una rápida mirada a las características de la nueva SYM Jet14 nos muestra que llegó al país con un claro propósito: reclamar una parte de la torta que desde hace algo más de tres años y medio ha sido acaparada por la Yamaha Nmax, cuya actualización fue presentada en días pasados en Indonesia y que podríamos ver el próximo año en Colombia.

SYM Jet14 03

SYM Jet14

Galería: SYM Jet14

Para ello la SYM Jet14 se vale de un motor de refrigeración líquida e inyección electrónica con 149 cm3, 13.4 caballos de potencia, 13 Nm de torque, una tradicional transmisión CVT, frenos de disco con ABS (adelante y atrás), ruedas de 14 pulgadas y un peso de 138 kg (en seco). Salvo por estos dos últimos datos, las cifras son inferiores a las de la Nmax.

Siendo entonces tan semejantes las diferencias serán cruciales, y apenas arrancamos por primera vez notamos un retraso en la respuesta del acelerador debido a que la inercia se vence solo hasta que se superan las 5.000 rpm. Retomar la marcha desde velocidades bajas requerirá un tiempo para acostumbrarse.

Lea también: Prueba SYM Joymax 300i

Terminada esa espera la Jet14 muestra una rápida aceleración que le permite dejar atrás al resto del tráfico sin problema, aunque eso se acompaña de un ruido bastante prominente del motor. De hecho creemos que le falta algo de refinamiento en este apartado: las vibraciones también son muy marcadas, incluso en ralentí, y la silla y el manillar transmiten al cuerpo un eco que con el transcurso de los kilómetros pasa una prematura factura a la comodidad.

SYM Jet14 18

SYM Jet14

Caso contrario ocurre con la posición de manejo, caracterizada por una silla alta y un piso bajo que serán bien recibidos por aquellos de piernas largas pero que no castiga o excluye a los más bajitos. Aunque consecuentemente no se llega tan fácil al piso, maniobrarla entre el tráfico es sencillo y sus dimensiones no son impedimento para ello.

Galería: SYM Jet14

Los espejos dan muy buena visibilidad y la imagen del cuadro de instrumentos de fácil lectura a veces se pierde con el brillo directo de sol; en ocasiones también dirige molestos reflejos a los ojos. Por cierto, su información es la básica (odómetro, cuentakilómetros parcial, rpm, reloj, velocímetro y voltímetro).

En términos de practicidad algunos echarán de menos un baúl bajo la silla un poco más amplio (no nos cupo nuestro casco abatible pero sí una maleta, impermeable, guantes y algo más), al tiempo que agradecerán el piso plano, el gancho en el escudo y un pequeño compartimiento con tapa y con un puerto USB de carga.

Lea también: Trío de novedades en MotoGo 2019

SYM Jet14 13

SYM Jet14

Pero tal vez lo que más resaltamos de la SYM Jet14 son su desempeño y sus frenos. Como ya mencionamos, el pique es muy bueno y las recuperaciones tampoco tienen queja. La probamos además en algunas de las subidas alrededor de la avenida Circunvalar en Bogotá y ni así se castigó el arranque, escalando con agilidad y sin “colgarse”.

Galería: SYM Jet14

Llegadas las curvas el ritmo se aminora únicamente por las ruedas chinas CST montadas en la planta de ensamble de SYM en Sabaneta, sin duda lo primero que deberían cambiar apenas salgan del concesionario. Pero incluso así la Jet14 obedece rápidamente a los movimientos del cuerpo y combinado con su rapidez se convierte en un scooter divertido de llevar.

Gran parte esto se debe a una suspensión algo dura, que en las rotas calles capitalinas pasa su cobro a la comodidad, sobre todo para el pasajero. En nuestro caso ayudó bajar en dos libras la presión de las ruedas recomendada por el manual. 

SYM Jet14 16

SYM Jet14

Al momento de frenar, ambas manetas tienen un gran tacto, la detención es rápida y segura, y el ABS no parece ser muy intrusivo. Siendo tan efectiva la frenada (mejor que la de muchas motos) no está de más estar pendientes de los espejos. Tal vez este es el apartado que más nos gustó de la SYM Jet14.

Con un precio de 8.5 millones de pesos (más documentos), la SYM Jet14 no solo está posicionada prácticamente un millón de pesos exactos por debajo de la Yamaha Nmax, a la cual quiere dar pelea, sino que llega respaldada por interesantes argumentos como un desempeño ágil que raya en lo divertido, una cómoda posición de manejo y una frenada que envidiarán motos de mayor estirpe.

Galería: SYM Jet14

Aspectos como la mencionada falta de refinamiento del motor o algunos detalles que nos dejaron esperando algo más (cables expuestos, el gancho que no asegura al estar “cerrado” o el emblema delantero ‘empañado’) le restan puntos a la SYM Jet14, una scooter que en todo caso tiene argumentos suficientes para quitarle tajada a la reinante Nmax, así no la llegue a destronar. ¿Será suficiente ese millón de pesos? Como mencionamos, las diferencias entre ambas son mínimas y por lo tanto serán cruciales.

Lea también: Prueba de la Yamaha Nmax

SYM Jet 14 05

SYM Jet14

Noticias recomendadas

Más noticias

Galería SYM Jet14

Probamos esta nueva scooter que llega al país para competirle de forma directa a la Yamaha Nmax.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.