Lo que debe saber antes de comprar un vehículo de servicio público

Asegúrese de consultar el histórico vehicular para comprobar su estado a nivel legal.

CONTENIDO PATROCINADO

11:35 a. m. 30 de marzo del 2021
Lo que debe saber antes de comprar un vehículo de servicio público

Lo que debe saber antes de comprar un vehículo de servicio público

Según el Ministerio de Transporte y de acuerdo al artículo 2 del Código Nacional de Tránsito (Ley 769 del 2002), un vehículo de servicio público se define como un vehículo automotor homologado, destinado al transporte de pasajeros, carga o ambos por las vías de uso público, mediante el cobro de una tarifa, porte, flete o pasaje, sin embargo, al tomar la decisión de adquirir un medio de transporte usado y de este tipo, es necesario conocer algunos aspectos antes de llevar a cabo dicha inversión.

The city that never sleeps is taking a nap.

Publicado por Dacia 1300 New York en Domingo, 12 de abril de 2020

Cuando se trata de un vehículo de servicio público, cuya placa es de color blanco con letras y números negros, separados por el logo del Ministerio de Transporte de Colombia y con el nombre de la ciudad donde fue matriculado, la Secretaría de Movilidad de Bogotá recomienda verificar la vigencia del derecho de reposición del vehículo mediante el certificado de tradición, el estado de cuenta ante la empresa a la cual se encuentra afiliado y solicitar ante la Secretaría Distrital de Movilidad el certificado de investigaciones administrativas para vehículos de transporte público.

A lo anterior se suma que, todo vehículo debe pasar por un proceso de peritaje para comprobar el estado de cada una de sus partes y el comportamiento general de la máquina, junto con un análisis profundo para saber si cuenta con embargos, accidentes y limitaciones judiciales, entre otros aspectos.

En medio de ese contexto, el histórico vehicular es el documento que precisa la información que existe en el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), producto de los reportes efectuados por los diferentes organismos de tránsito, direcciones territoriales y otros actores, tal como lo afirma la entidad anteriormente mencionada. El histórico vehicular contiene todo lo que una persona necesita para saber si comprar o no un vehículo usado, ya que muestra datos como la marca, el color, modelo, tipo de combustible y número de motor. Si cuenta con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), con su fecha de vigencia y la entidad que expidió la póliza, una lista de accidentes que expondrá si el vehículo ha estado involucrado en un choque, infracciones pendientes o si está a paz y salvo, impedimentos judiciales que prohíban su venta, embargos, prendas inscritas y el histórico de los propietarios con nombre, cédula y fecha inicial de la propiedad hasta el traspaso, entre otras características.

Documento sin título


Pero seguramente usted se estará preguntando dónde y cómo se puede descargar el histórico vehicular, y para ello existe www.historialvehicular.co, una plataforma que cuenta con el respaldo del RUNT y pretende aportar a la compra de vehículos de manera segura. Por medio de esta herramienta usted como comprador tendrá la posibilidad de solicitar el histórico vehicular del vehículo que desea comprar y rectificar toda la información que le mostrará en qué estado se encuentra. Para hacerlo solo debe ingresar a la página web, suministrar sus datos y los del vehículo, seleccionar un método de pago y esperar 24 horas laborales para que el documento digital le llegue a su correo electrónico.

En caso de llevar a feliz término la adquisición del vehículo de servicio público, recuerde que debe validar que el traspaso haya sido aprobado por el organismo de tránsito asignado.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.