El bulldozer de Liebherr llega este jueves a la colección 'Máquinas de Construcción'

Es un tractor de orugas, desarrollado especialmente para mover tierra, rocas, escombros, entre otros materiales, gracias a su hoja metálica de alta resistencia ubicada en la parte delantera.

Redacción Motor

09:36 p.m. 13 de marzo del 2015

Este modelo de la marca Liebherr, denominado PR 744, es uno de los bulldozer más potentes del mercado. Está equipado con un motor de 6 cilindros en línea turbodiésel de 10.500 cm3, que entrega una potencia máxima de 252 caballos a 1.800 rpm.

Introducido en el mercado internacional en 2008, este modelo es el tercero de la nueva generación de máquinas de obras públicas creada por Liebherr y que incluso se utiliza en la industria agropecuaria, gracias a que en su parte trasera equipa un brazo articulado para abrir surcos.

En esta tercera generación se rediseñó y mejoró la tracción y movilidad de desplazamiento de la máquina, gracias a su sistema Litronic de cuarta generación, lo que le permite mover sus 30 toneladas de peso de manera ágil y segura.

Con el nuevo Litronic se mejora además el comportamiento de la dirección del aparato de acuerdo a la velocidad de desplazamiento y se incrementa aún más la potencia en los giros cerrados.

La cabina de conducción del PR 744 ofrece una visibilidad completa de su entorno. Es amplia, climatizada y ergonómica para las largas horas de trabajo. Tiene portaobjetos y un refrigerador portátil adicional. Los comandos de la máquina se realizan mediante joysticks, los cuales controlan la conducción y el movimiento de la hoja frontal y del brazo articulado posterior.

Reclámelo este jueves

Para obtener este bulldozer, recorte el cupón que saldrá este jueves 19 de marzo en el diario EL TIEMPO, y más 15.900 pesos, reclame el modelo en librerías, almacenes de cadena, expendios o en los centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

 

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.