Carros eléctricos también tienen su lado opaco

La producción de las baterías y su huella de carbono, el rango de autonomía, la vida útil de sus baterías y el costo de su reemplazo y más.

Por Redacción Motor

02:37 p.m. 18 de diciembre del 2019
Carros eléctricos, sus pro y sus contra

Carros eléctricos, sus pro y sus contra

Los carros eléctricos tienen más ventajas que problemas y se vislumbran como una de las soluciones para una movilidad sostenible y amigable con el medio ambiente, pero en su camino hay baches que se deben superar y que la industria deberá resolver en los próximo años para que su uso masivo impacte de forma positiva el aire que respiramos.


Lea también: Top 10 de los carros eléctricos más vendidos este año

Los eléctricos no emiten gases, pero ¿no contaminan?

Esta pregunta se refiere a la huella de carbono que da como resultado todo el proceso de fabricación, principalmente sus baterías, de un carro eléctrico. Y allí está uno de sus asuntos problemáticos.

En un reciente informe de la Agencia Europea del Medioambiente se determinó que este proceso deja una huella de carbono, entiéndase como contaminación, mayor a la de un carro convencional.

Tesla Model S

05. Tesla Model S. Preocupa la caída de este best seller de la marca estadounidense pues reporta la mayor caída en el Top 10 con un 40% frente al bimestre de 2017. Van 4.156 unidades.

Así, los datos sobre contaminación en toda la cadena de producción es diferente según el carro que se tome pues por ejemplo, en la producción de un Model S de Tesla se emiten hasta 20 toneladas de CO2 antes de que salga a la calle, lo cual fue corroborado por otro informe elaborado por el Instituto Sueco de Investigación Medioambiental hecho sobre el mismo carro eléctrico que el Model S que tiene una batería de 100 KWh.

Un carro convencional en su producción y hasta el final de su vida útil, y hablamos de un sedán de tamaño medio, puede emitir en su producción entre 10 y 12 toneladas de CO2.

Acá está el desafío, si se masifica la producción de vehículos eléctricos en el mundo los fabricantes deben reducir esa huella de carbono de forma contundente. 

A favor, el carro eléctrico puede ser más contaminante en su fabricación, pero en su uso diario y al final de su vida útil resulta ser un 53% menos contaminante que un carro convencional.

Nissan Leaf 2020 04

Nissan Leaf 2020

El costo y la vida útil de las baterías

Este es el otro obstáculo que tienen los carros eléctricos. La mayoría de fabricantes de carros no hace sus baterías. Estas las hacen proveedores tecnológicos que tampoco controlan el ciclo completo, pues las materias primas como el cobalto, el litio, el coltán y otros materiales tienen un elevado precio en el mercado. Por ejemplo, la tonelada de cobalto en la actualidad tiene un valor superior a los 100 mil dólares.

De esta forma, esta cadena de producción es un lastre muy pesado para el precio final del carro eléctrico, hecho que ha afectado la demanda mundial de este tipo de vehículos, que representa una ínfima parte, poco más del 2 por ciento de todos los carros que año por año se venden en el planeta. 

Lea también: Bolivia ya tiene su primer carro eléctrico gracias sus minas

Renault Twizy

Renault Twizy

Además del costo de las baterías, está su vida útil. Las baterías, que son más del 50 % del carro eléctrico, se ven afectadas tanto por las altas temperaturas, como por el frío y la humedad de diversas formas, pero principalmente en climas cálidos se presenta una disminución de su ciclo de utilidad.

La firma canadiense de logistica de flotas Geotab recientemente publicó datos que detallan cómo las baterías utilizadas por los vehículos eléctricos se degradan de forma diferente según su construcción, el lugar en el que funcionan y el tipo de recarga que usen.

Embatt, las baterías bipolares en camino

Embatt, las baterías bipolares en camino

Con los datos de 6.300 vehículos eléctricos de todo el mundo descubrió que, en promedio, las baterías EV pierden alrededor del 2.3 por ciento de su capacidad por año. Lo cual es una gran señal porque significa que una batería puede durar casi 50 años, mucho más de lo que duraría el 'coco' del carro.

Sin embargo, esto dependen de que una batería se enfrié por aire o por líquido, pues estas últimas duran el doble de tiempo, mientras que las de aire pierden su capacidad un 4.2 por ciento por año. Lo cual de paso es un punto a favor de los eléctricos, pues hasta el momento una duración de 25 años es más que suficiente.

Baterias de General Motors hasta con 300 kilometros de autonomia

La nueva familia de baterias para electricos supone un gran avance en autonomia.

También, Geotab señala que la degradación de una batería no es lineal. Como resultado, una disminución lenta durante muchos años puede ser seguida por una fuerte caída en poco tiempo. Y esto mismo aplica para los tiempos de carga que a propósito también afectan su vida útil, como se ha evidenciado en los carros que utilizan las tomas de carga rápida y cuyas baterías ven reducida su vida útil de forma más veloz.

Lea también: así van Colombia y el mundo en materia de carros eléctricos

Incentivos gubernamentales para carros eléctricos

Incentivos gubernamentales para carros eléctricos

Por último, la ubicación de donde reside un carro eléctrico afecta la longevidad de la batería. Los vehículos eléctricos conducidos en climas cálidos se degradan mucho más rápido que aquellos en climas más fríos.

Curiosamente, los datos mostraron que las baterías de aquellos vehículos eléctricos que se usan con frecuencia no experimentan más degradación que los que no se conducen o cargan con tanta frecuencia.

Incentivos gubernamentales para carros eléctricos

Incentivos gubernamentales para carros eléctricos

¿Y la energía con la que se alimentan los vehículos eléctricos?

La energía eléctrica para alimentar las baterías de los carros eléctricos procede de dos tipos de fuentes, renovables o no renovables. Estas últimas las conocemos casi hasta su última consecuencia pues son el petróleo, el carbón y el gas natural cuyo origen es de combustibles fósiles y están las de combustibles nucleares que a nuestro caso no cuentan por ahora.

Y están las renovables. Estas provienen de las caídas y corrientes de agua en los embalses como energía hidráulica, de los vientos como energía eólica y de la energía solar.

Tesla quiere que haya mas carros electricos

Tesla quiere que haya mas carros electricos

Aquí viene el asunto. Existen muchos países cuya electricidad se genera a través de plantas eléctricas que funcionan principalmente con diésel, con lo cual se pierde todo el esfuerzo por tratar de disminuir la contaminación a través de carros que se conecten a un enchufe que recibe electricidad de un gigantesco motor que a lo lejos sigue botando humo a la atmósfera. Por ello, hay sitios en los que la masificación de la movilidad eléctrica no será viable por ahora.

Incentivos gubernamentales para carros eléctricos

Incentivos gubernamentales para carros eléctricos

Ahora, existen también muchos más países que cuentan con la más efectiva de estas fuentes renovables, la hidráulica, en donde el costo por kilovatio es mucho más barato que el uso de los otros combustibles y que por su hidrografía cuenta con una fuente casi infinita de energía. Allí no tendrán problema de contaminación, ni costos, los carros eléctricos. Claro, siempre y cuando los gobiernos apoyen el proyecto y se disponga de una infraestructura de recarga suficiente para cada territorio. 

Lea también: ¿Qué tan cerca están los carros eléctricos para que sean de uso masivo?

Quantum E2, el carro eléctrico boliviano

Quantum E2, el carro eléctrico boliviano

Sin embargo, y allí viene el tema de la masificación. Si se tiene en cuenta que en la actualidad se fabrican casi 100 millones de vehículos al año y si suponemos que por lo menos la mitad de estos se volvieran eléctricos, habría que pensar en lo que sería que unos 25 millones de ellos se conecten más o menos al mismo tiempo cada noche para recibir la carga de energía, justo en las horas de mayor demanda tanto para hogares como para las grandes industrias.

Y de paso, habría que pensar más allá de las materias primas que son escasas, lo que sucedería después con el proceso de reciclaje de los residuos de las baterías que son tan inflamables como tóxicos y su manejo posterior para no terminar afectando la naturaleza.

Lea también: ¿Quién va a poner la electricidad cuando los carros eléctricos sean mayoría?

Eléctricos

Eléctricos

El carro eléctrico y la demostración de su funcionamiento y sus capacidades, que en cuanto a aceleración superan a los convencionales y que en autonomía ya no están lejos, hacen ver este proyecto como deseable para un futuro sostenible, siempre y cuando la industria se ajuste a los desarrollos futuros que plantean estos desafíos, a un correcto manejo de este tipo de vehículos según la geografía y a que las promesas de masificación se conecten con el bienestar general tanto en precio como en 'limpieza' en todo el proceso de producción para que la humanidad cambie de chip y por fin se pueda enchufar.

Motores electricos seran la base de traccion total

Motores electricos seran la base de traccion total

Y para los incrédulos, este artículo no es un ataque al carro eléctrico, ni está patrocinado por las grandes petroleras, pues desde esta redacción también compartimos el paso a este tipo de propulsión como uno de los avances que requiere el mundo, pues antes que motoristas somos seres humanos y también necesitamos de un buen aire. Al fin y al cabo nuestra materia prima son los carros, sean estos a corriente o a gasolina.

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.