¿Sirve tener llantas más anchas?

Hay una marcada tendencia entre las personas que van a reemplazar las llantas de su carro a cambiar las medidas que vienen de fábrica.

revista motor

04:47 p. m. 03 de noviembre del 2021
Llantas

Llantas

Una mayoría importante tiende a poner ruedas más altas para elevarlo sobre el piso y hacerlo más ‘4x4’ en nuestras rudas calles, donde pululan los generales acostados. Lo hemos dicho muchas veces, pero no sobra repetirlo. El tamaño del rin no es incidente en este aspecto porque lo que cuenta es la altura de la llanta. Si es superior a la original, el carro pierde estabilidad porque sube el centro de gravedad, decae el pique, luego gasta más gasolina, las piezas de la suspensión sufren más por el mayor peso del caucho, pierde capacidad de frenado y se alteran las medidas del odómetro y el velocímetro.

Pocos optan por llantas más bajas, salvo quienes andan en el cuento del ‘tuning’, pero en ese caso la tendencia es ir a rines de más diámetro y ruedas de menor perfil. Así, mejoran el pique, el frenado, la estabilidad; el odómetro y el velocímetro marcan más, pero también hay más estabilidad.

Hay otra opción: llantas más anchas con la misma altura final para no incurrir en esas causales.

Subaru Forester Wilderness 2021 02

Subaru Forester Wilderness 2021

Si encuentra las medidas oportunas, esta operación tiene puntos interesantes. El primero y más consistente es que el parche o área de contacto del carro con el piso se incrementa y, por ende, el agarre en situaciones de curvas donde se llega al límite de la tracción de las ruedas con el pavimento. No olvide que si su carro tiene miles de piezas, finalmente todo termina en esas cuatro bases de caucho que lo conectan con el mundo.

Posiblemente usted nunca llegue a situaciones extremas de alta velocidad y curvas que ameriten más caucho que el que puso el fabricante del carro. Pero sí, de todas maneras, en una emergencia va a tener más maniobrabilidad. La precisión de la dirección mejora, como también la obediencia general al timón y frenará mejor, pues hay más caucho para la tarea. La operación de la dirección será más dura (si no es asistida va a ser incómodo), es posible que las llantas rocen con la carrocería o con partes de la suspensión y que el ancho del rin sea incorrecto y entonces la banda de rodamiento no pise bien. Deberá también modificar ligeramente la presión de aire, a la baja probablemente, y notará que la factura de la gasolina sube porque hay más resistencia al avance.

¿Vale la pena? Si cree que lo requiere, es un buen paso, en proporciones racionales. Porque la tesis es: nunca ponga más caucho de lo necesario.

Noticias recomendadas

Más noticias

Ideas: ¿Adiós al aire de las llantas?

La propuesta de las llantas sin aire ni carcasas convencionales viene rodando. No se inflan, no se pinchan, son más durables, seguras y confortables.

Noticias breves de la industria nacional

Automundial y su programa 'Paga lo que ruedas' para carga y pasajeros, llegó a Colombia IGT Motors firma de Gas vehicular y nuevo bus de Scania.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.