Toyota y el futuro de los extensores de autonomía

La marca japonesa renovó el concepto de este sistema, para ampliar la carga eléctrica de sus vehículos híbridos a través de un motor de pistón libre.

Redacción Motor

03:58 p.m. 29 de abril del 2014

La tecnología que propone Toyota se denomina Free Piston Engine Linear Generator (FPEG), y lo que resuelve básicamente es la eficiencia en el uso del combustible con una importante disminución de costos y ofreciendo mayor confiabilidad.

El pistón describe un movimiento determinado al interior del bloque de combustión interna, pero ya no existe la conexión a un cigüeñal. Por lo tanto, a través del movimiento linear de un imán que va unido al pistón, se produce una diferencia de potencial que permite alimentar el paquete de baterías, donde se almacena la energía eléctrica, aprovechándola para empujar el sistema de tracción.

En un extremo del pistón, hay ubicada una cámara de combustión, que efectúa la quema de combustible en un ciclo dos tiempos, al tiempo que hay otra cámara en el lado opuesto de la primera, donde se comprime el aire que termina en la admisión. Esto facilita que el pistón defina el movimiento alternativo dentro del alojamiento.

El fabricante espera que la energía que su extensor de autonomía adicione, permita alimentar el sistema de propulsión de un vehículo eléctrico compacto a velocidad máxima de 120 kph.

Hasta el momento, en las pruebas que Toyota ha hecho al sistema, se consiguió sobrepasar las cuatro horas continuas de trabajo, sin necesidad de refrigeración ni lubrificación.

DATO
La eficiencia térmica del sistema alcanza el 42 por ciento, permitiendo que el extensor de autonomía sea un complemento interesante para las baterías eléctricas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.