Columna del Director

Si puede, es el momento de comprar

En su columna de la más reciente revista Motor, José Clopatofsky habla sobre el panorama del sector según los resultados de una encuesta realizada por Andemos.

Por José Clopatofsky

-
José Clopatofsky

José Clopatofsky

La trepada del dólar, que apunta bastante arriba de los 5.000 pesos, la gasolina ya apareciendo en las estaciones a más de 20.000 pesos el galón, el Gobierno totalmente desordenado e incoherente, los ciudadanos desconcertados y pesimistas, en ambos bandos, las calles se llenan antes del tradicional corte de los 100 días, la reforma tributaria que se va desgranando poco a poco por mal concebida y peor planteada, todo suma para que el ambiente que se vive en el sector del automóvil sea de incertidumbre y poco optimismo.

No es terrorismo de este periodista. Lo siembran el Gobierno y los indicadores internacionales que auguran, en diversas proporciones, tiempos de recesión mundial, aunque las cifras no son caóticas, sin que sea imaginable que las políticas de Estados Unidos estén desbaratando el mundo. Eso es tan utópico e irreal como el famoso ferrocarril elevado desde Quibdó hasta la costa norte.

Andemos, que es la única asociación que se ocupa del sector, hace periódicamente una toma de temperatura de los negocios -que no han logrado ponerse de acuerdo para tener un vocero- y concluyó que el 84 por ciento de los empresarios están en buena situación, 10 puntos por encima de lo que mostró junio. Por ese lado las cosas van bien porque hay bajos inventarios, carros prevendidos, usados rotando y buena platica en caja. Suponen que este impulso aguanta para cerrar un año, no fenomenal, pero sí decente en materia de billete.

Sin embargo, el invierno está en la puerta de las vitrinas. El 64 por ciento de los encuestados, todos actores muy pesados del gremio, consideran que no es el momento de aumentar las inversiones, y el 45 por ciento dice que el negocio estará peor en 12 meses.

La trepada del dólar empezará a castigar los precios e indefectiblemente los carros van a subir de manera importante una vez se agoten los inventarios liquidados a los añorados 4.300 pesos. Detrás de estos, los usados también trepan la cuesta de los precios, pues el nuevo es su referencia de tasa, aunque ya las entregas se han normalizado y cedido bastante la especulación. El 34 por ciento dice que ya tienen para venta inmediata y el 52 por ciento calibra sus usados estacionados como cifras normales. Esa burbuja se desinfla un poco, lo cual no quiere decir que los precios se detengan. Claro, hay que hacer las cuentas de lo que pagan por un carro dividiendo por 5.000 para saber cuántos pesos reales son y cruzarlos contra el costo de vida y de los insumos y compromisos básicos de las familias, para darnos cuenta de la pobreza creciente de la economía. Un importante funcionario del sector de alimentos de la empresa más grande Colombia me decía que en las clases bajas ya no hay plata sino para ¡una comida diaria!

También comienzan a ser factores negativos las tasas de interés para los créditos, porque a la gente le alcanza menos la plata para endeudarse y los bancos también cierran la llave ante el panorama que se avizora.

Calculan que se venderán unos 262.000 vehículos este año, lo cual es positivo en el sentido que hay un mercado bastante estable y es mejor que no tenga picos enormes, pero de todas maneras huelen una caída del 10 por ciento en el 2023, con un horizonte de 250.000.

La minuciosa encuesta da otros datos: el 45 por ciento estima que le irá peor el año entrante. La desaceleración económica, el desempleo, la inflación y la tasa de interés son enemigos identificados. Los pedidos de carros nuevos bajarían un 32 por ciento. El 82 por ciento tiene claro que los precios de venta de carros van a subir, pero aun así ven más ventas en los tres últimos meses del año, lo cual es un viento de cola tradicional. 

El pulso se lo midieron a 34 concesionarios, 10 distribuidores nacionales, 3 del sector financiero, 2 de compraventa de usados, aseguradores, concesionarios de motos, arrendadores, autopartistas, prensa y el gremio. Puedo certificar que hablaron con todos los duros de nuestro mundo.

Total, esta calibración hecha a menos de 60 días del nuevo gobierno nos indica que si tiene la posibilidad de comprar, es el momento de hacerlo, ya que todo va a subir, así detengan el dólar con medidas cambiarias. Repuestos, carros, créditos, servicios, combustibles, impuestos, motos, transportes estarán al alza y muchos de estos valores ya vienen castigados desde las fábricas porque en otros países, sin necesidad de Petro, también hay nubarrones sobre sus economías y la recesión vendrá en diversas escalas y afectaciones, pero de que llega, llega. Ojalá esté totalmente equivocado.

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Columna del Director