Este Jeep Wrangler 2017 posa de malvado para subasta

Tiene una completa modificación que lo deja con una apariencia temible y un turbocargador que aumentó su potencia, así como múltiples piezas mecánicas

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

Este Jeep Wrangler de 2017, que está siendo subastado por la casa RM Sotheby, fue completamente modificado y luce su apariencia más malvada.

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

En primer lugar llama la atención las enormes llantas especiales de tacos para terrenos difíciles que están calzadas en rines personalizados de 22 pulgadas.

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

Adelante este Jeep Wrangler tiene un bomper Rock-Slide Engineering con un cabrestante Smittybilt X20 para 12.000 libras y un conjunto de parrilla y luces que hace irreconocible al modelo de serie.

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

En esta parte también se encuentra un capó con múltiples entradas de aire pintado en el mismo tono especial del resto de la carrocería.

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

En los lados los elementos principales son los enormes pasos de ruedas, a juego con la carrocería, escalones que se despliegan con un mando eléctrico y manijas de puertas personalizadas.

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

Atrás, la principal adaptación fue la capota de lona, el elevado bómper personalizado con ganchos, un doble tubo de escape y las luces en ledes funcionando como stops.

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

Otros detalles interesantes de esta modificación están en la suspensión que es de uso profesional y la placa sobre la que está adaptado el cabestrante.

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

El conjunto óptico se ve reforzada por las exploradoras de tres fuentes, una tira de luces led en la parte superior y dos pares más en la parte exterior de los parales A.

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

El interior también recibió algunas modificaciones como un nuevo sistema de infoentretenimiento con altavoces Alpine y un amplificador Rockford Fosgate.

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

El tapizado interior también es modificado para este Jeep Wrangler de 2017

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

En mecánica, este Jeep Wrangler cuenta con el motor V6 Pentastar V6 de 3.6 litros equipado con un supercargador Magnuson TVS 1320.

Jeep Wrangler de 2017, el más malo gracias al tuning

Así es este Jeep Wrangler 2017 modificado de apariencia malvada que tiene un precio de partida de 40 mil dólares y un tope de 50 mil dólares para su subasta.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.