De la televisión al garaje

Aaron Aikman, de Lansing, Michigan, fabricó réplicas del carro de La familia Monster, de los Cazafantasmas y de Scooby-Doo.

De la televisión al garaje 01

En 2014 Aaron Aikman decidió armar una réplica de un carro de algún programa de TV y hoy en día tiene cuatro en su colección.

Sandon Voelker

De la televisión al garaje 02

El primero fue Drag-U-La, el carro del abuelo de La familia Monster, la serie de los años 60.

Sandon Voelker

De la televisión al garaje 03

La base de este carro es un Chevy Nova de 1972 al cual le modificó el chasís para montar dos ataúdes a lo largo.

Sandon Voelker

De la televisión al garaje 04

Aikman dice que no fue sencillo, pero está homologado para ser usado en la calle. Por supuesto que no sufre por falta de atención.

Sandon Voelker

De la televisión al garaje 05

Pocos años después llegó la segunda réplica, ECTO-1, el carro de los Cazafantasmas, creado a partir de una Cadillac fúnebre.

Sandon Voelker

De la televisión al garaje 06

Un amigo pintó los gráficos a mano y a través de ebay y otros sitios consiguieron todos los elementos para el techo.

Sandon Voelker

De la televisión al garaje 07

Solo tardaron tres semanas en completar esta réplica de ECTO-1 que dicen es muy popular entre los niños de la ciudad.

Sandon Voelker

De la televisión al garaje 07

La réplica de la Mystery Machine, la camioneta del programa Scooby-Doo, llegó en 2017 y está compuesta por varios vehículos.

Sandon Voelker

De la televisión al garaje 08

El carro base fue una Dodge A100 de 1970 a la cual le adecuaron el motor de una Chevrolet y el interior de una Suburban.

Sandon Voelker

De la televisión al garaje 08

La pintura del exterior es fiel a la original, pero Aikman dice haberse tomado algunas libertades para el interior, como un TV de 50 pulgadas.

Sandon Voelker

De la televisión al garaje 09

El cuarto y más reciente carro de la colección es una réplica de K.I.T.T., del Auto Fantástico, pero actualmente está en “recuperación” tras un choque.

Sandon Voelker

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.