Toyota 2000GT LHD: el toyota del 'millón de dólares'

Este deportivo de 1967 perteneció a un gran piloto estadounidense y se subastó por más de 912 mil dólares. Es uno de los 62 con volante a la izquierda

Toyota 2000GT LHD de 1967

Este es el Toyota 2000GT LHD de 1967, un deportivo clásico del que se hcieron sólo 351 unidades.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Además de ser uno de los deportivos más legendarios de la historia automotriz y de la marca, este en particular hizo parte de la producción de 62 unidades que traían el volante a la izquierda.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Además, para alcanzar el valor este Toyota 2000GT fue del legendario piloto de carreras estadounidense Otto Linton (1917-2018).

Toyota 2000GT LHD de 1967

El piloto estadounidense compró este deportivo que se fabricó en 1967 que contaba con la pintura 'rojo Solar' y con un número de chasis MF10-10100, lo que significa que la unidad 100 en producirse.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Otra curiosidad alrededor de este deportivo es que nació como un proyecto de la firma Yamaha, con una configuración especial que le dio esta marca, pero que llevaría a cabo Toyota.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Se le consideró y aún se le considera como el primer súper deportivo japonés pues contaba con un motor delantero y era de impulsión desde el eje trasero. A pesar de su éxito, sólo se produjo durante tres años.

Toyota 2000GT LHD de 1967

La propuesta que le 'vendió' Yamaha a Toyota pasaba por una carrocería cupé de líneas fluidas, tipo Gran Turismo, en la que se acoplaba el motor del Toyota Crown de 2 litros de cilindrada con 150HP y 175 Nm de torque.

Toyota 2000GT LHD de 1967

La transmisión era manual de 5 velocidades y esta configuración combinada con el peso total de sólo 1.088 kilos con una distribución 49/51 de esos 'kilos', lo hizo un deportivo de conducción destacada que se comparó entonces con el 911.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Su velocidad era de 217 kph y podía acelerar de 0 a 100 kph en 8.6 segundos lo que convirtió al Toyota 2000 GT en uno de los carros más veloces a comienzos de los años 70.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Otro dato curioso. La fabricación del Toyota 2000GT LHD no se llevó a cabo en las plantas de Toyota. De este trabajo se encargó Yamaha.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Otro dato. Yamaha modificó el motor del Crown pues mejoró su culata y le dio tres carburadores con una relación de compresión de 8.4:1​​ y cámaras de combustión hemisféricas.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Todo esto hizo del Toyota 2000GT una pieza única para coleccionistas que han llegado a pagar hasta 1.2 millones de dólares por el más caro en la historia.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Volviendo al Toyota 2000GT LHD de 1967 que se acaba de vender en más de 912 mil dólares, fue el carro del piloto Otto Linton durante 30 años.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Luego pasó a manos de un concesionario y poco después a un tercer propietario que le realizó una restauración completa.

Toyota 2000GT LHD de 1967

El último propietario lo recibió en 2008 y fue suyo hasta la subasta de RM Sotheby's en la que acaba de cambiar nuevamente de dueño por la cifra casi millonaria.

Toyota 2000GT LHD de 1967

La puja por este deportivo Toyota 2000GT LHD de 1967 arrancó en los 850 mil dólares y según la casa de subasta después de una tremenda puja fue vendido.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Por el estado y las condiciones de este deportivo, así como por haber sido propiedad de un legendario piloto estadounidense, logró esta cifra, que no ha sido la más alta que se haya pagado por un Toyota 2000GT LHD.

Toyota 2000GT LHD de 1967

El que tomaría la 'batuta' en el portafolio de la marca después de este legendario Toyota 2000GT sería el Supra.

Toyota 2000GT LHD de 1967

El Toyota 2000GT LHD de 1967 también tiene en su haber un hito más: apareció en la película de James Bond de ese mismo año, con Sean Connery, en la cinta Sólo se vive dos veces.

Toyota 2000GT LHD de 1967

Este fue un repaso por la historia del Toyota 2000GT

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.