Toyota e-Racer: Bólido para las carreras virtuales

No se puede manejar pero usando unas gafas de realidad aumentada lo puede llevar a cualquier pista y a cualquier carrera de la historia.

01 Toyota e-Racer

Esta especie de carro de carreras del futuro ofrece una fantástica experiencia virtual al volante, por medio de unas gafas de realidad aumentada.

Toyota

02 Toyota e-Racer

El Toyota E-Racer es un carro de carreras ‘de fantasía’, que parece salir de una película de ciencia ficción.
Toyota promete que su piloto podrá disfrutar “una experiencia en una pista de carreras de la vida real”.

Toyota

03 Toyota e-Racer

Visualmente, el concepto tiene la forma de un pequeño descapotable monoplaza, cuyas formas delanteras y traseras son muy similares, en especial por sus luces.

Toyota

04 Toyota e-Racer

Las formas de sus unidades ópticas en las cuatro esquinas del carro, crean una especie de marco en forma de C.

Toyota

05 Toyota e-Racer

Tiene el estilo de un fórmula, con sus ruedas carenadas separadas de la carrocería, una cabina estilo monoplaza, aunque con espacio atrás para un acompañante y la ausencia total de techo.

Toyota

06 Toyota e-Racer

La cabina es minimalista e incluye un puesto de conducción y el volante, que parece tener un pequeño display y el botón de encendido. El resto de la magia llega por medio de la realidad aumentada a través de unas gafas, que muestran la velocidad, el cambio al que va el auto y el estado de la batería.

Toyota

07 Toyota e-Racer

además las gafas pueden proyectar objetos que simulan experiencias, como ir corriendo en una carrera, viajar bajo el agua o recorrer una ciudad del futuro.

Toyota

08 Toyota e-Racer

Un video de Toyota explica mejor las posibilidades que plantea este concepto, que además del asiento permitiría personalizar el uniforme del piloto.

Toyota

09 Toyota e-Racer

Toyota e-Racer.

Toyota

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.