Industria

Antonov AN-225: fin del sueño

‘Mriya’ (sueño, en ucraniano) es el apodo con el que se dio a conocer el Antonov AN-225, el cual decoló por primera vez el 21 de diciembre de 1988 con el transbordador espacial soviético Buran a cuestas y entró oficialmente en servicio en el 2001. Hoy es una pila de chatarra. 

Por Daniel Otero

-
Antonov AN-225 Mriya

Antonov AN-225 Mriya

Lo confirmó el pasado 27 de febrero el propio ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba: el único avión Antonov AN-225 Mriya del mundo fue uno de los primeros blancos de la intervención rusa sobre su país, debido a que se encontraba en el patio de mantenimiento del bombardeado aeropuerto de Gostomel (su hogar), en las afueras de Kiev.  

La noticia no es de poca monta. Se trata nada menos que del avión más grande del mundo, poseedor de varios récords en virtud de su versatilidad y gran maniobrabilidad y armado con una enorme plataforma de carga que resultó muy útil para empresas y gobiernos, así como para ayudar en operaciones de carácter humanitario.

Antonov AN-225 Mriya

Su diseño y construcción duraron más de cinco años en la sede de la armadora Antonov, ubicada en la región de Ucrania cuando esta formaba parte de la URSS y, en principio, fue concebido, exclusivamente, para servir como transporte de los equipos que formaban parte del programa espacial de la Unión. 

Para llegar a semejante armatoste fue necesario extender las alas y ubicar dos motores adicionales del también enorme (aunque no tan gigante como este) AN-124 Ruslán. Con esto se pudo estirar la cabina de 36,5 a 43,3 metros y aumentar la carga útil de 150 a 250 toneladas. 

242 Récords mundiales ostenta el AN-225 Mriya, lo que inspiró el eslogan actual de Antonov: “Ningún otro nombre tiene más peso”

El Antonov AN-225 Mriya sumaba 84 metros de longitud, 88,4 de envergadura (de punta a punta de las alas) y una altura de 18,1 metros. Pesó 285 toneladas sin un solo kilo de carga en su interior, pero lograba despegar hasta con 640 toneladas de peso, incluido el combustible, que con el tanque lleno alcanzaba las 300 toneladas. 

A pesar de estas enormes cifras lograba una velocidad crucero de 800 kph y un alcance de hasta 15.500 km con full combustible, y de 4.000 si se le adicionaban 200 toneladas al área de carga. En la práctica, participó en el transporte intermodal, llevando tractomulas, helicópteros, barcos o vagones de tren, en los sectores minero y energético y en la industria automotriz, entre varios otros. 

Antonov AN-225 Mriya

Funcionaba para ello con un sistema de rampas de 120 metros de largo que soportaban hasta 200 toneladas de peso durante el cargue y descargue y otras de hasta 50 y 120 toneladas de capacidad, además de una grúa con una especie de cabestros capaces de levantar hasta 30.000 kilos (un helicóptero, por ejemplo) y ubicarlos en su interior.  

Estas maniobras se les facilitaban a los operarios gracias a que el avión era capaz de inclinarse hacia adelante antes de extender las rampas para cargar o descargar la bodega de 1.300 metros cúbicos de capacidad, virtudes que demostró con creces durante su primer vuelo comercial, que realizó en el 2002 entre Stuttgart (Alemania) y el sultanato de Omán, ubicado en la península arábiga, con 187,5 toneladas a bordo. 

Es lamentable la desaparición de este monstruo del aire, aunque no se compara con la absurda arremetida contra los ciudadanos ucranianos, cuyas vidas no se podrán reponer jamás, como sí podría hacerse con el AN-225 Mriya, cuya puesta en marcha tardaría alrededor de otros cinco años desde la primera tuerca, según los ingenieros de Antonov, aunque al tenor de la ingeniería actual, 34 años más adelante probablemente resulte totalmente diferente o no sea factible desde el punto de vista económico.

Antonov AN-225 Mriya

Datos

  • El AN-225 Mriya permanecía la mayor parte del año guardado en el aeropuerto de Gostomel, pues el costo por hora de vuelo era de 32.000 dólares, de ahí la priorización de su uso para transporte de suministros militares, misiones humanitarias y grandes obras de infraestructura energética o minera. Su vida útil estaba programada hasta el 2033, debido a su poco uso.
  • Fue armado con cola doble y estabilizador horizontal para soportar cargas grandes y pesadas y contrarrestar turbulencias durante la maniobra de despegue.
  • Los seis turborreactores llamados ZMKB Progress D-81 de 229 kilonewtons (kN) cada uno, le permitían alcanzar una velocidad máxima de 850 kph.
  • El tren de aterrizaje estaba compuesto por 32 ruedas, que debían operar a lo largo de una pista de, al menos, 3.500 metros de extensión para el despegue y el aterrizaje.

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Industria