Industria

Carros de salvamento ¿qué revisar antes de comprar uno?

Así funciona este mercado de vehículos en Colombia.

Por Alejandra Ospina

-
Consejos para adquirir un carro de salvamento

Consejos para adquirir un carro de salvamento (iStock)

Muchas veces se sale del presupuesto estimado el adquirir un vehículo que venga de un concesionario. Asimismo, los que se venden usados también pueden representar algunas alzas que usted no esté dispuesto a tomar. 

(Además: Desmonte de blindaje de un vehículo: ¿cómo realizar el trámite?).

En estos casos, suele haber personas más interesadas en los carros de salvamento. Estos son vehículos que son recuperados por las aseguradoras, tras haber estado involucrados en un siniestro vial. 

Vale aclarar que puede ser un carro accidentado que fue dado como pérdida total, o un vehículo que fue robado y recuperado por las autoridades, según lo estipulado por las aseguradoras.  

El correcto funcionamiento en un accidente es que las aseguradoras se encargan de reparar a sus clientes con otro carro nuevo o el valor del mismo. Pero, surge una duda, ¿qué pasa con el vehículo recuperado?

(Lea también: ¿Vehículo híbrido en Bogotá? Así puede liquidar y pagar el impuesto).

Lo que estipulan las normas es que este pasa a ser ofertado en un tipo de subasta o de venta. Además, permanece en un patio de la aseguradora hasta que el oferente ganador lo pueda recoger. 

¿Por qué suelen representar una opción más económica de adquirir? Todo depende del carro y el estado en el que se encuentre, pero sí es cierto que allí lo podrá encontrar a un precio bastante asequible en comparación a modelos nuevos o de segunda en buenas condiciones. 

De hecho, no es raro que se encuentre con ‘gangas’, ya que puede haber vehículos con daños poco importantes o vehículos que fueron recuperados de un robo. 

(Siga leyendo: Proyecto de ley busca reducir el cobro por el pico y placa).

Aunque parezca ser un buen negocio, lo mejor siempre será tratar de revisar cada mínimo detalle del vehículo para que los arreglos no sean más costosos que adquirir uno en mejores condiciones desde el inicio. 

Trate de revisar lo siguiente: 

  • Investigue qué partes fueron afectadas y si le es posible conseguir los repuestos de segunda mano
  • Trate de conocer los siniestros que tiene en su historial y cómo afectaron al motor y la caja de cambios. 
  • Si la parte mecánica está intacta y lo que sufrió en el accidente fueron las ‘latas’ y los componentes de fácil reparación, ese sería ideal para comparar.  
  • Si las puntas del chasis fueron afectadas con el choque, mejor desista de su compra. Puede que en un nuevo accidente el carro no tenga la misma resistencia al impacto. 
  • Tenga en cuenta que la reventa de estos vehículos, reparados al 100 por ciento, puede ser más complicada, por lo que deberá rebajar unos 4 o 5 millones, al precio del carro en el mercado.

Más noticias

Licencia de Conducción: ¿cómo recategorizarla? Este es el trámite

- Pico y placa: ¿cuánto tiempo tarda la respuesta a la solicitud por alguna de las excepciones?

- Revisión tecnomecánica ¿cuándo hacerla por primera vez?

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Industria