Industria

¿Cómo tomar fotos y videos de un accidente de tránsito?

Uno de los problemas de los usuarios al intentar demostrar la responsabilidad en un choque simple es la deficiencia de las evidencias.

Por Daniel Otero

-
Cómo tomar foto a choque simple

Cómo tomar foto a choque simple

Las personas pueden hacer uso de sus dispositivos tecnológicos (teléfonos) para documentar el accidente. En los casos de los vehículos asegurados, las compañías disponen de aplicaciones que guían al usuario para que a través de ellas haga el reporte para iniciar el proceso de indemnización.

Parte clave de esa guía es la forma como deben tomarse las fotos y los videos, además de datos como fecha, hora y lugar del accidente; nombre del conductor que iba manejando, contra qué se chocó, debe identificar el tipo de objeto, si es fijo (poste, árbol, etc.), o si es uno o varios vehículos, e indicar las placas.

En todo caso, así su vehículo no esté asegurado, las fotografías deben ser amplias, panorámicas, que incluyan la escena completa del accidente. Tienen que ser varias tomas desde distintos ángulos que incluyan a todos los vehículos involucrados en una sola fotografía.

Asegúrese de que en las fotos se vean los alrededores, los negocios, edificios, carros estacionados, objetos que puedan dificultar la visión o falta de ellos, y hasta el estado del clima; las intersecciones y calles, semáforos, señales de tránsito como Pare, límites de velocidad y las del piso que indican el sentido del tránsito. Estas fotos son claves para establecer la posición de los vehículos en la zona del accidente.

Haga varias fotografías desde distintos ángulos a las partes afectadas de su carro; a veces en los choques simples solo se tienen en cuenta los daños exteriores, pero en algunos casos el impacto puede causar otros como rotura de brazos de dirección, de los soportes del motor, torceduras de chasís, descuadre de puertas, etc.

Pero no le haga fotos solo a su vehículo, tenga tomas de todos los automotores implicados y de sus zonas afectadas, de las placas. Si le es posible, tome fotos a los documentos del otro vehículo y los del conductor.

Choque simple. Foto: iStock

También es posible que alguien lo choque y huya del lugar. Intente anotar el número de la placa. Si no alcanzó a verla, fíjese en la marca, modelo, color o cualquier otra característica que pueda servir para identificarlo.

Tome los datos de personas que hayan presenciado el accidente y que estén dispuestas a asistir como testigos en caso de que lo necesite y, por último, revise si existen cámaras de seguridad que puedan haber registrado el choque.

Finalmente, si está dentro de sus posibilidades, acuda a la tecnología instalando una cámara de última generación que le permitirá grabar sus recorridos. Estas, incluso si el carro está estacionado, sus sensores detectan cuando recibe un impacto y envían una alerta a su celular.

También está el sistema 360º, que utiliza cuatro cámaras ubicadas en los retrovisores, atrás y adelante, de tal forma que graban todo lo que se mueve en cada uno de los lados del vehículo y proyectan las imágenes en la pantalla interior.

Dashcam

¿Qué es una conciliación y cómo funciona?

Es un mecanismo alternativo de solución de conflictos a través del cual dos o más personas, naturales o jurídicas, de carácter privado o público, nacionales o extranjeras, llegan a un acuerdo para solucionar sus diferencias, con la ayuda de un tercero neutral.

En Colombia se puede acudir a centros de conciliación como las oficinas de la Personería, consultorios jurídicos de universidades, sedes del Centro Nacional de Conciliación y Arbitraje del Transporte, Fenalco, Cámara de Comercio o en los cades, en Bogotá.

En lo posible, y específicamente en accidentes de tránsito, es mejor acudir a la conciliación pues así se evitan costosas multas o una sanción administrativa que puede resultar aún más costosa, como la retención del vehículo o suspensión de la licencia.

La conciliación se solicita en uno de los centros mencionados arriba. Una vez es aceptada, citan a las partes a una audiencia y ese día se puede llegar a tres posibles resultados que son consignados en un acta: 1) Se deja constancia de la conciliación, que puede ser el pago de alguna suma y que puede ser exigible en caso de incumplimiento. 2) Inasistencia de una de las partes. 3) No hay conciliación, en este caso las partes deben acudir a la justicia ordinaria según sus pretensiones.

En la conciliación no se necesita de apoderado. El conciliador no propone fórmulas ni le va a dar la razón a alguna de las partes, es solo un mediador pues son los implicados quienes deben llegar a un arreglo o solución conjunta, decidir si se ponen de acuerdo o no.

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Industria