Industria

¿Es machista el diseño de los automóviles?

Un estudio cuestiona que en los test de seguridad de los autos no se tengan en cuenta la antropometría y biomecánica femeninas.

Por Redacción Vehículos

-
‘Dummies’, cada vez más ‘humanos’

‘Dummies’, cada vez más ‘humanos’

¿El diseño de los carros es machista? ¿Contribuye a la desigualdad de las mujeres respecto de los hombres? Un sí a estas preguntas lo acaba de dar un voluminoso estudio del Instituto Biomecánico de Valencia, conocido como proyecto Diamond, financiado por la Unión Europea y coordinado por el centro tecnológico Eurecat.

La nuez del estudio se basa fundamentalmente en cuestionar a los fabricantes que han centrado la seguridad pasiva de los conductores y ocupantes de los vehículos en parámetros masculinos. Y concluye que hay que volver a barajar y repensar el modelo de construcción y diseño de vehículos teniendo en cuenta la antropometría y biomecánica femeninas.

En ese nuevo proceso, los diseñadores deberán tener en cuenta que cada sistema o aplicación que instalen sirve tanto a hombres como a mujeres, de cara a conseguir la igualdad en los vehículos autónomos y conectados del futuro, superando las diferencias existentes en términos de género.

A partir de 2019 la NHTSA realizaría pruebas de choque con dummies en las plazas traseras

Uno de los argumentos más contundentes para implementar ese cambio está en la seguridad pasiva de los vehículos, y la forma como se han desarrollado las investigaciones sobre la materia parte de los fabricantes y las calificadoras de seguridad.

Begoña Mateo, coordinadora del estudio, acude a esas investigaciones y cuestiona el uso de maniquíes de antropometría y biomecánica masculinas, que son los únicos utilizados para determinar daños físicos en las pruebas de choque frontal, lateral o del cinturón de seguridad.

Y aunque que Euro NCAP sí utiliza en la parte trasera dummies infantiles, y admite que se está utilizando un maniquí femenino para estas pruebas, este solo abarca un 5 por ciento del biotipo femenino. En realidad, “es un maniquí masculino a escala reducida”, dice.

La investigadora denuncia que estos dummies de mujer siempre están colocados en el asiento del acompañante, nunca frente al volante, cuando hay millones de mujeres que conducen. La protección de mujeres embarazadas tampoco está garantizada. Para el 64 por ciento de las que superan los seis meses de gestación no es suficiente la protección del cinturón de seguridad. El índice de mortalidad fetal más alto se da en accidentes de tráfico.

07 Mercedes-Benz ESV

El estudio del instituto valenciano asegura que una mujer cuenta con un 47 por ciento más riesgo que un hombre de sufrir lesiones graves en un siniestro, y que el porcentaje sube al 71 por ciento cuando se trata de lesiones moderadas. La probabilidad de muerte de las mujeres sería 17 por ciento mayor que la de los hombres.

Ahondando más en por qué en el diseño de vehículos ha imperado esa tendencia, cómo y para quiénes están diseñados, y quiénes son los responsables de diseños y normativas, los investigadores encontraron “un claro predominio de ingenieros y diseñadores varones (...) que demuestra la existencia de una cultura de masculinidad normativa dentro de la industria que es poco probable que se manifieste en un diseño reflexivo e inclusivo de género”.

El estudio concluye que la mortalidad de las mujeres en siniestros viales se podría reducir si el diseño de los automóviles tuviera en cuenta sus características específicas.

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Industria