Industria

La doble moral de los fabricantes en la seguridad vehicular: una realidad mortal

Una nueva prueba de choque realizada por Global NCAP demuestra que los fabricantes de vehículos siguen aplicando diferentes niveles de seguridad en sus vehículos según la región.

Por Daniel Otero

-
Prueba de choque Car2Car, Global NCAP

Prueba de choque Car2Car, Global NCAP

El vehículo de Hyundai más barato que se vende en México, el Grand i10 (fabricado en India), y el más barato que se vende en Estados Unidos, el Accent (fabricado en México), fueron elegidos por Global NCAP para una nueva prueba de choque que demuestra la doble moral que todavía tienen los fabricantes respecto a la seguridad de sus vehículos según el país o región donde los comercializan.

(Le puede interesar: Toyota retira del mercado unidades defectuosas del SUV bZ4X)

Uno de los primeros puntos que resalta Global NCAP es la diferencia en el equipamiento estándar de ambos modelos teniendo en cuenta que son los más baratos que se venden en su respectivo mercado. Mientras que el Hyundai Accent de Estados Unidos cuenta con seis bolsas de aire y control de estabilidad como equipamiento de serie, el Grand i10 para México (y otros países de la región) solo tiene dos bolsas de aire y carece del control de estabilidad.

(Siga leyendo: Movilidad: así puede conocer información de mantenimiento vial en Bogotá)

Tras la prueba de choque que impacta a los vehículos frente a frente y descentrados, el Hyundai Accent demostró una estructura estable y con buena protección general a los ocupantes adultos. Sin embargo, en el caso del Grand i10 la estructura demostró ser inestable y aunque el pasajero salió mejor librado (en parte gracias al choque descentrado), el conductor demostró una protección en general pobre que se habría traducido en lesiones graves y de riesgo de vida.

Resultados prueba de choque Car2Car, Global NCAP

Según los resultados de esta prueba, el Hyundai Grand i10 habría recibido una calificación de cero estrellas bajo los estándares actuales de Latin NCAP.

Respecto a estos resultados, David Ward, Presidente de Towards Zero Foundation y de Global NCAP, comentó que “Es muy decepcionante ver tanta diferencia en la seguridad vehicular entre México y los Estados Unidos. Una de las razones principales ha sido el “lobby” incesante de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz para retrasar la aplicación de las normas mínimas de seguridad de la ONU en vehículos. Esto sucedió primero para las pruebas de choque frontal, lateral y Control Electrónico de Estabilidad y ahora nuevamente para la protección de peatones. El doble estándar en la seguridad de los vehículos es con demasiada frecuencia un elemento de negociación de las asociaciones de la industria automotriz”.

(Además: Cadillac Celestiq, un nuevo lujo para la marca)

Ward también comenta que el deseo de Global NCAP es que para 2030 las regulaciones y exigencias de seguridad en vehículos sean aplicadas de forma universal sin importar el mercado donde sean comercializados. Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP, agrega que las diferencias mostradas con estos resultados se dan debido tanto a las regulaciones de cada país pero también por la falta de información en cuanto a la seguridad vehicular que hay en cada uno.

Más noticias

Zonas de parqueo pago: ¿cómo identificarlas y cómo funcionan? 

La Volkswagen Amarok ya tiene fecha de estreno

Crédito para un carro: algunos consejos antes de solicitarlo

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Industria