Industria

La guerra en Ucrania arrecia y también las consecuencias para el mundo automotor

Sanciones a Rusia ya obligaron a la detención de la producción de Lada, su marca más popular, los precios del petróleo, pero principalmente la gasolina, están ‘disparados’, al igual que el del níquel, vital para los carros eléctricos, crece la crisis de chips y más.

Por Giovanni Avendaño

-
null

Junto con la tragedia humanitaria que sacude a Ucrania, la enorme migración de ciudadanos de este país hacia Europa occidental, las lamentables pérdidas de vidas y la caída poco a poco de las principales ciudades de ese país, con el incremento de las acciones bélicas por parte de Rusia también se han arreciado las consecuencias para el mundo automotor en todas las esferas.

Lada detuvo sus operaciones en Rusia

Como consecuencia de las sanciones occidentales a Rusia, la marca más popular de Rusia que es Lada debió cesar su producción de vehículos en dos de sus plantas más grandes y durante tres días. La razón de esta detención parcial se debe a que más del 20% de las piezas que se usan en la fabricación de los carros de Lada, incluidas las partes electrónicas, vienen de mercados occidentales que ahora le cerraron las puertas y aislaron al país invasor.

Renault en medio del conflicto

En la misma línea, la marca francesa Renault es uno de los principales proveedores de piezas para Lada, tiene una participación en la operación comercial de la misma y además suma plantas con su firma subsidiaria Dacia, (Logan, Sandero, Stepway, Duster) en Rumania que también se están empezando a ver afectadas por la misma razón.

Pero el hecho más directo tiene que ver con la posición dominante de Lada en Rusia desde hace más de 50 años. Y es que en 2021 Lada vendió 350.714 vehículos en ese país, lo que representa el 21 por ciento de las ventas de automóviles nuevos, lo que de paso convierte a Rusia en el segundo mercado más grande para el Grupo Renault después de Francia.

DATO: Lada puso el 12 por ciento de las ventas totales del grupo francés el año pasado y generó una ganancia de $181 millones de dólares para la compañía. La guerra en Ucrania provocó que las acciones de Renault perdieran un 35 por ciento desde el comienzo de la invasión.

Otros fabricantes que ya cerraron

Otras marcas de automóviles presentes en Rusia cerraron temporalmente sus operaciones en ese país y entre ellos están Hyundai, Ford y Volkswagen, por mandato de sus casas matrices. La respuesta del gobierno ruso es la amenaza de nacionalizar sus fábricas.

La crisis de los chips, lejos de acabarse

Una de las consecuencias de la pandemia global ocasionada por el Covid-19 fue la crisis de suministros de microchips, fundamentales para los actuales niveles tecnológicos que deben cumplir los vehículos y una de las razones por las que la producción y los inventarios de carros nuevos hayan caído en el mundo. Pero a medida que se vuelve a la normalidad, se empezaba a ver el final de este inconveniente.

Sin embargo, la guerra en Ucrania extenderá esta crisis debido a que este país, junto a Rusia, son los mayores proveedores mundiales de Neón, un gas que se emplea en los láseres que se utilizan para la fabricación de chips. Entre ambos producen el 70% del suministro mundial de este gas. Y no solo esto, también de ambos países provienen el níquel, el paladio y otros minerales que se usan para el montaje de los microcomponentes.

Coletazo: BMW se vio obligada a detener temporalmente dos plantas en Alemania y la de Mini, en el Reino Unido, debido a interrupciones en el suministro de arneses de cableado que construye una empresa alemana con sede en Ucrania.

La gasolina, disparada

Junto con los precios del petróleo que han llegado a sus niveles históricos máximos por la invasión a Ucrania con más de 120 dólares por barril, la gasolina también ha seguido la misma volatilidad y en Europa y en Estados Unidos los precios también alcanzaron cotas astronómicas. Por ejemplo, el galón promedio en Estados Unidos está a 4 dólares en estos momentos, poco más de 16 mil pesos, mientras que en Europa se está pagando a 5 euros el galón, un poco más de 20 mil pesos.

La situación ha llegado a tal punto que se Google Maps lanzó un nuevo servicio en Europa a través de un filtro que permite averiguar y comparar el precio actual de la gasolina en las estaciones de servicio más cercanas a la ruta para acudir a la que más favorezca el bolsillo.

Precios del Níquel por las nubes

El precio de los combustibles no fue lo único que se salió de cauce luego la invasión rusa de Ucrania, también el del níquel alcanzó máximos históricos y se han triplicado en el último mes. Pero, ¿y en qué afecta a la industria automotriz?

El níquel es uno de los materiales clave en la fabricación de las baterías de iones de litio, que en la actualidad son fundamentales para los carros eléctricos. Los analistas estadounidenses señalan que este incremento hará que fabricar este tipo de carros sea más caro en la actualidad y que, en consecuencia, se frene la producción de vehículos de este tipo. Rusia suministra el 17% de este elemento a nivel mundial.

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Industria