Industria

La transición energética y el futuro de los combustibles en Colombia

Motores de combustión no se acabarán de un día para otro y transición hacia tecnologías limpias debe ser gradual, dijeron expertos en foro de Motor.

Por Redacción Vehículos

-
Foro Motor 40 años

Foro Motor 40 años

Colombia debe dar pasos importantes hacia la transición energética, pero este cambio debe hacerse de forma gradual y antes debe ‘pavimentarse’ con recursos económicos.

El país tiene garantizado el autoabastecimiento de petróleo por 8 años y de gas por 6, pero hay que buscar alternativas, y por ahora es imposible suspender la exploración y explotación porque no hay como suplir los recursos que genera Ecopetrol, los cuales equivalen al 20 por ciento del presupuesto nacional para inversión social e infraestructura.

Ecopetrol iniciará el próximo año un proyecto piloto de fracking y se meterá de lleno en la producción de hidrógeno en la búsqueda de combustibles sintéticos alternativos.

El dólar será determinante para el futuro de la economía y su estabilidad está atada a lo que suceda en las elecciones del 2022.

El objetivo principal de Latin NCAP es que los colombianos puedan comprar el mismo auto seguro que se vende en Europa sin que les cueste más.

Estas son algunas de las principales conclusiones que dejó el Foro Motor 40 Años, que moderó el director de la revista, José Clopatofsky, y que contó con la participación de Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol; el exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas; el secretario general de Latin NCAP, Alejandro Furas, y la experta en movilidad urbana Jone Orbea.

Ecopetrol Reficar

'Vivir sin petróleo sería muy costoso’: Felipe Bayón
* La respuesta es sí, pero sería muy costoso. Le voy a dar un par de cifras. En un año como el 2019, Ecopetrol les dio a los colombianos, a la Nación, 26 billones de pesos, en ese momento fue el diez por ciento del presupuesto nacional. En el 2020, que fue tan difícil, más duro, le dio 19 billones de pesos; o sea, Ecopetrol es fundamental para las finanzas del país.
* Si uno tuviera que importar hoy la gasolina y el diésel para que los colombianos pudieran seguir movilizándose, necesitaríamos 30 billones de pesos al año para importar gasolina y diésel, son dos reformas tributarias. ¿De dónde sacamos la plata?
* Uno podría vivir sin esa energía, pero también sería muy costoso. Aunque también pensemos dos cosas: uno, la energía y el suministro de energía es una de las maneras más poderosas de cerrar las brechas del país, y dos, la energía más costosa es la que uno no tiene.
* La transición energética es una realidad, y no es una receta. Cada país, las compañías tienen que definir cómo aproximan la transición energética.
* El petróleo y el gas van a estar con nosotros todavía durante muchas décadas. Tenemos que seguir protegiendo ese negocio, que ha sido fundamental para los colombianos. Pensemos que en la medida en que hay más vehículos y motos, hemos sido capaces de acompañar ese crecimiento de la demanda, entonces la transición va a tomar un tiempo.
Las transiciones tienen que ser ordenadas, esto no es cuestión de apagar un switch y decir ‘a partir de mañana todos cambiamos’ (...). Todavía se requiere un tiempo, pero hoy aún es muy costoso hacer ese cambio.

Gasolina a eléctrico

‘La transición energética va a costar’: M. Cárdenas
* La transición energética es un esfuerzo grande, más para un país como Colombia, que no es rico y en donde aún hay muchas personas que viven en una pobreza energética, que cocinan con leña o que no tienen un vehículo propio.
* Transición energética sí, pero justa, equitativa y que le dé primero una salida a mejorar el nivel de vida de la gente.
* Estoy totalmente en contra de apagar el switch del petróleo, dejar de producir, dejar de explorar, y nosotros empobrecernos porque con eso no vamos a tener como pagar la transición energética.
* Colombia hoy no puede vivir sin la plata de Ecopetrol, que genera el 20 por ciento de los ingresos del Gobierno; entonces, los que hablan de acabar con la renta petrolera tendrán que decir en qué vamos a dejar de gastar, qué programas vamos a marchitar.
* Si en las encuestas va adelante el candidato de la izquierda populista, si ese candidato gana, puede seguir subiendo el dólar; pero si ganan las fuerzas de la moderación, del centro, de lo pragmático, de lo que los colombianos todos queremos, que es lo que más beneficie al país, lo que más nos ayude al desarrollo, el dólar puede volver a bajar.

Peugeot 208 fabricado en Argentina sacó dos estrellas Latin Ncap 2021

‘No nos importa si el auto es lujoso’: A. Furas
* En Latin NCAP evaluamos la seguridad para quien va adentro; para quien va fuera del auto, que son los peatones, y también la asistencia a la conducción.
* La idea de Latin NCAP, el concepto, es que no nos importa cuántos airbags tiene el auto, cuánto costó; lo que nos importa es que proteja adecuadamente a quienes van dentro y a quienes van fuera, y que además ofrezca un buen paquete de asistencia a la conducción.
* Podemos tener vehículos muy caros, importados, con resultados muy malos en seguridad, y hemos tenido vehículos no tan caros con resultados de cinco estrellas en seguridad.
* Cuando el consumidor se informa, demanda y exige seguridad, cuando va a comprar un auto, compara lo que tiene seguridad por encima de otra cosa.
* El objetivo principal de Latin NCAP es democratizar la seguridad. Que todos los colombianos y los latinoamericanos, compremos el auto que compremos, siempre tengamos un mínimo de seguridad aceptable, y sin tener que pagar más por ello; ese es el objetivo.
* Los autos populares son los que deben tener mayor seguridad, porque son las personas más vulnerables económicamente y desde el punto de vista social las que los adquieren con mayor esfuerzo económico.

Renault Kwid eléctrico o Dacia Spring

‘La electricidad es una buena salida, pero no es la panacea’: J. Orbea
* La electricidad sí es una salida muy buena para ciertas categorías vehiculares, para ciertos usos, pero tenemos que reconocer que la tecnología de hoy no funciona para un servicio de carga pesada de larga distancia, ni para transporte marítimo ni aéreo; no es la panacea, y eso hay que reconocerlo.
* De nuestro lado ponemos la parte para el transporte, para la movilidad hacia la descarbonización, pero se tiene que hacer la otra parte del trabajo, hacer un proceso de creación, de implementación de energías renovables en los países; tienen que ser dos cosas que vienen de la mano.
* Los países que dicen ‘ya no vamos a vender más carros de combustión interna’, esa es una decisión, muy buena, pero no es el mismo impacto que pueda tener esa política en un país donde el 90 por ciento de las personas se hacen a un carro nuevo cada vez que compran uno, o en Centroamérica, en donde el 70 por ciento de los vehículos importados que se venden son de segunda mano. El hecho de que las grandes marcas dejen de vender en los países productores puede tener un impacto a diez años, pero en nuestros países puede tener un impacto a 20 años.
* Se requieren proyectos certeros, y esa es la dificultad, que la eléctrica es una nueva tecnología. Uno sabe cuánto le va a durar y cuánto cuesta el mantenimiento de un carro con diésel o gasolina; con uno eléctrico es mucho más incierto. Ahí es donde entran los fondos que quieren invertir, pero necesitamos proyectos que reduzcan esas incertidumbres.

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Industria