Industria

¿Los híbridos ligeros pesan menos?

Todo vehículo híbrido o eléctrico pesa más que uno normal porque lleva más componentes, entre ellos baterías de mayor corpulencia que inevitablemente agregan kilos que el motor de gasolina o diésel deben mover. 

Por Revista Motor

-
Híbrido ligero

Híbrido ligero

Hoy existen tres versiones básicas de híbridos. La ligera ofrece ciertos sistemas que funcionan sin necesidad de utilizar potencia del motor térmico y pueden transmitir alguna energía eléctrica recuperada al motor convencional para que haya un mejor desempeño en condiciones de arrancada en tráfico. Pero no tienen la posibilidad de rodar autónomamente en electricidad porque ese motor no existe. Los frenos y el mismo motor de combustión recargan la batería, que es adicional a la tradicional, usualmente de 24 o 48 voltios, según su capacidad, y con esa corriente puede mover limpiaparabrisas, el arranque en la función Stop/Start, bombas hidráulicas, aire acondicionado y otros accesorios. Toda esta interacción la regulan los computadores, que seleccionan de dónde se alimenta el funcionamiento de los sistemas y cómo se utiliza la energía regenerada. Su impacto ambiental es bajo y muy pasajero. 

Después vienen los híbridos enchufables. Estos sí tienen motor eléctrico de diferentes capacidades según el vehículo y puede moverlo autónomamente en bajas velocidades y se suma al motor de gasolina cuando se pide potencia total. Esa batería se debe cargar en las redes especiales cuando los sistemas del carro no la copan en marcha.

Motor híbrido ligero

Los no enchufables se explican por su nombre. Todo el sistema de regeneración del carro se encarga de mantener la batería cargada y el motor eléctrico, como pasa en el anterior, entra y sale de funciones según si la pila está robusta y el pedido del acelerador del conductor lo requiere.

Todos estos híbridos andan con la batería adicional llena o desocupada, por lo cual no hay que preocuparse por la autonomía. Por ello mismo no hay referencias sobre su limpieza ambiental, pues hay momentos en que son cero emisiones y otros en que exostan gases como un vehículo normal.  

En este punto viene el tema del peso: cuando un híbrido liviano, autónomo o conectable no está cargado contamina más, pues el motor térmico debe mover ese andamiaje mecánico adicional y se suben las emisiones. 

Hoy cabe decir que los híbridos son, a largo plazo, el puente entre el carro de toda la vida y el eléctrico y son “políticamente correctos”, pues con esos mecanismos acceden mundialmente a los beneficios tributarios que cada gobierno a su manera les concede. En el caso de Colombia significa menos pesos de IVA y en algunos casos de aranceles, pero esos pesos no son kilos. 

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Industria