Industria

¿Por qué desaparecieron los filtros de gasolina?

Los carros siguen teniendo filtro de gasolina pero, a diferencia de lo que sucedía antes con carros de carburador, ahora es una unidad sellada.

Por Revista Motor

-
Filtro de gasolina

Filtro de gasolina

Una cosa es que no existan y otra que no se vean, que es lo que sucede en los carros actuales. Cuando había carburadores usábamos filtros externos que iban en las líneas de la gasolina, más o menos sofisticados, desde las pequeñas cápsulas plásticas hasta elegantes vasos de vidrio transparentes. 

Con la llegada de la inyección, esos filtros pasaron a ser unidades selladas para soportar la presión de las bombas de 40 libras en adelante, en contraste con las 4 a 7 de funcionamiento de un sistema de carburador. 

Esos filtros suelen ir en la parte baja del chasís, cerca del tanque, con gran capacidad. Su estado es muy difícil de diagnosticar y la razón técnica para cambiarlos es la caída de presión en la línea, medida con un manómetro adecuado, y también cuando el ruido de trabajo de la bomba aumenta porque indica que está trabajando forzada. 

Ahora los carros tienen generalmente dos filtros. Uno va dentro del tanque, en la base de succión de la bomba que va inmersa en la gasolina. Es una malla fina que en el 90 por ciento de los casos dura muchos miles kilómetros sin problemas. Enseguida el combustible viaja a alta presión hasta las cabezas de los inyectores, donde hay otras pequeñas unidades de malla, por si acaso llega algún residuo.

Filtro de gasolina

Pero antes del carro hay más filtros. En los oleoductos, en las estaciones de acopio, en los carrotanques, en los depósitos de las bombas y finalmente en los surtidores. Por ello, si todas estas etapas funcionan bien, es muy improbable que llegue gran cantidad de mugre al tanque del carro, que suele ser plástico y no se oxida ni se descascara por dentro. 

El gran enemigo del sistema está en los tanques de estaciones descuidados cuando se saca gasolina del fondo. Y el agua que, por ser más pesada que la gasolina, va al fondo del tanque, la chupa la bomba y la falla es casi terminal mientras no se haga limpieza. 

El paso de la gasolina por las líneas, y en especial por los inyectores, con el tiempo genera gomas, que no son mugre como tal, y es por eso que estas partes requieren una limpieza con ultrasonido cuando hay problemas identificados en ellas o tienen muy alto kilometraje de servicio.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Industria