Industria

Porsche 550one, el renacimiento de The Little Bastard

En 2008 Ferdinand Piëch encargó al diseñador Walter da Silva una versión moderna del carro de James Dean, proyecto que no vio la luz sino hasta ahora.

Por Daniel Otero

-
Porsche 550one The Little Bastard 01

Porsche 550one The Little Bastard 01

A pesar de una carrera de actuación terminada prematuramente debido a un accidente automovilístico que acabó con su vida, James Dean aún vive en la memoria como un actor legendario en gran parte por el vehículo que conducía cuando tuvo ese fatal choque: un Porsche 550 Spyder apodado The Little Bastard.

Una pareja tan legendaria y recordada que en 2008 Ferdinand Piech encargó al entonces director de diseño del Grupo Volkswagen, Walter da Silva, una versión moderna de The Little Bastard. Y cuando Piëch pedía algo, usualmente se hacía realidad sin importar nada más: Porsche 917, Audi Quattro, Bugatti Veyron, Volkswagen Phaeton.

Porsche 550one The Little Bastard 02

Y el renacimiento de The Little Bastard no fue la excepción: se bautizó como Porsche 550one y se fabricó una unidad. Sin embargo, como ya venía ocurriendo desde entonces, la moda de los SUV se impuso, el 550one fue guardado sin que viera la luz del día y Porsche presentó al mundo el Macan.

Tal como ocurrió con los conceptos nunca antes vistos que Porsche desempolvó hasta hace poco, el Porsche 550one solo se vino a conocer hasta ahora gracias a su diseñador, Walter da Silva, quien ha anunciado su retiro y publicó las imágenes en su cuenta de Instagram acompañadas por el texto “2008 - Porsche 550one The Little Bastard Design by Walter De Silva, Peter Wauda, Christian Felske, Romi Rost. Project wanted by Prof. Dr. Ferdinand Piech”.

No es entonces mucho lo que sepa salvo por lo que alcance a identificarse por las tres imágenes. El diseño se inspira claramente en el Porsche 550 Spyder y vemos también algunos rasgos del Boxster de ese momento. El motor de ubicación central se beneficia de tomas de aire laterales y atrás hay una sola salida de escape en el centro.

La carrocería no tiene techo y al igual que con el Boxster Spyder las manijas de las puertas son solo unas tiras de tela. El interior del Porsche 550one lleva un timón común a Porsche, el tablero tiene un diseño único al igual que la consola central y, tal vez lo más llamativo de todo, tres pedales. Qué motor mueve esa transmisión de seis velocidades, no sabemos, pero nos gustaría pensar que sería el 3.4 litros que le daba 310 caballos de potencia al recién actualizado Boxster de ese momento.

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Industria