Industria

Probamos los Volkswagen ID.3 e ID.4, un futuro inminente en nuestra región

La marca comienza a analizar la viabilidad para comercializar estos dos eléctricos en la región y los probamos en Brasil. Llegarían en 2023.

Por Daniel Otero

-
Volkswagen ID.3, ID.4. Foto: Daniel Otero 01

Volkswagen ID.3, ID.4. Foto: Daniel Otero 01

Daniel Otero / Redactor Motor.com.co

“Suelte el timón. No lo vuelva a tocar”. Estando entre un carro, que estas palabras sean dichas por el instructor que viaja al lado de uno en el puesto del copiloto podrían llevar a pensar que se hizo algo terriblemente malo y que lo mejor es dejar de hacerlo. Sin embargo, no estoy en cualquier carro, y en vez de dar un merecido regaño esa orden busca mostrar una de sus características más importantes.

Galería: Volkswagen ID.3, ID.4, prueba en Brasil

A pesar de su fama de caótico, el tráfico de Sao Paulo fluye mejor que al que ya nos tiene acostumbrados el bogotano en esta era post pandémica, y es aquí a donde vinimos a tener un primer contacto con los Volkswagen ID.3 e ID.4 que han comenzado su piloto para incursionar en el mercado regional en los próximos años (2023 es la fecha estimada más cercana, que por supuesto no estará exenta de retrasos).

Volkswagen ID.3, ID.4. Foto: Daniel Otero 02

Lea también: Volkswagen ID.3, comienzo de una nueva era

Los limitantes para que estos dos modelos eléctricos, nacidos como tal a partir de la plataforma modular MEB del Grupo Volkswagen, se conviertan en una realidad para nosotros, son varios, y ellos no son una. Temas como la aún prematura infraestructura cuyo desarrollo, a su vez, tiene una serie de limitantes; normativas que incentiven estas tecnologías y muestren una preocupación real por el medio ambiente al buscar reducir las emisiones del parque automotor; y que el público logre crear una demanda suficiente para vehículos eléctricos, son algunos de los retos que se deben seguir luchando por superar. Por supuesto estos también aplican para cualquier modelo eléctrico, independiente de la marca.

Que nuestra región esté retrasada no quita el hecho de que los carros eléctricos ya sean una realidad: ya están aquí, y por más que haya terreno por avanzar y espacio para mejorar (siempre lo habrá; al fin y al cabo después de más de 100 años el motor de combustión no ha detenido su evolución), quienes regulan son quienes deben ponerse al día, y quienes manejamos también debemos ponernos al día para evitar que el acelerado avance del automóvil nos siga dejando atrás.

Galería: Volkswagen ID.3, ID.4, prueba en Brasil

Uno de los objetivos de traer estos ID a Brasil era precisamente darlos a conocer y que no solo la prensa especializada y los importadores, sino también los potenciales clientes, pudieran conocerlos de primera mano, al tiempo que el público en general pudiera verlos rodar en sus calles. Al menos esto último, desde nuestra corta experiencia en un recorrido de cuatro kilómetros alrededor del Jockey Club de Sao Paulo, se cumplió con creces.

Lea también: Volkswagen ID.4, primera camioneta eléctrica de la marca

Volkswagen ID.4. Foto: Daniel Otero 06

Las miradas no es que no hubieran faltado sino que en el breve trayecto de prueba no se despegaron de la particular figura de estos Volkswagen ID.3 e ID.4 pintados en brillantes azules y dorado, y aún más cuando el copiloto encargado de explicar las funcionalidades me pide soltar el timón y no volver a tocarlo. (Debo aceptarlo: no logré hacer caso la primera vez. No es sencillo confiarse y “soltarlo todo”, y menos en medio del pesado tráfico).

Tras unos segundos en los que el carro no detecta la interacción del conductor, despliega una alerta en la pantalla para que este retome el control, y si se sigue haciendo caso omiso (entendido por el carro como una posible situación de emergencia), automáticamente enciende las luces estacionarias, desacelera lentamente hasta parar por completo, comienza a sonar el pito repetidamente y selecciona la posición Parking (en Europa se agrega la función de hacer una llamada de emergencia automática a equipos de socorro).

Estamos entonces detenidos por completo en la Marginal Pinheiros, una de las autopistas más importantes de Sao Paulo, y el pito del Volkswagen ID.4 dorado en el que vamos no es el único que suena repetidamente. Las que seguramente eran miradas curiosas para el carro se convierten en miradas inquisidoras a quien lo conduce (o bueno, a quien dejó de hacerlo) con los usuales juzgamientos que se acompañan de poco amigables expresiones.

Volkswagen ID.3. Foto: Daniel Otero 14

Galería: Volkswagen ID.3, ID.4, prueba en Brasil

Retomamos la marcha, volvemos rápidamente al Jockey Club y me bajo del Volkswagen ID.4 para pasar a los mandos del ID.3. Con tan poco tiempo entre manos para conocer ambos eléctricos toca dejar un análisis más juicioso para después y en cambio me centro en el Control de crucero adaptativo (ACC), un sistema de conducción semi autónoma que se activa pulsando un botón en el timón.

No se trata de una tecnología exclusiva de Volkswagen ni algo que no hayamos visto antes, pero siempre resulta interesante experimentarlo. En la primera sección de la ruta donde no había mayor demarcación de la vía, por supuesto no hay mucha razón para usarlo, así que espero a salir nuevamente a la autopista.

Allí, con los carriles demarcados y un pesado tráfico que no deja de fluir, el Volkswagen ID.3 toma los mandos. Como menciono más arriba, hay que “avisarle” que uno no se ha desconectado, pero por lo demás uno se convierte en pasajero. La velocidad y la distancia respecto al carro de adelante se mantiene: si ese desacelera, el ID.3 también; si acelera un poco más, el ID.3 copia; si se detiene, el ID.3 hará lo mismo y retomará la marcha cuando ese lo haga. Durante esto no tenemos que dar dirección o tocar los pedales, el Volkswagen ID.3 hace todo.

Galería: Volkswagen ID.3, ID.4, prueba en Brasil

Tal como sucede con cualquier control de crucero, vuelvo a tocar el acelerador, giro para tomar nuestra salida y el ACC ya está desactivado. Claramente un trayecto más largo, y por supuesto varios días de uso, darían una imagen más clara del funcionamiento de este sistema y los demás que probamos, pero al menos en este breve contacto la primera impresión fue muy buena.

Volkswagen ID.4. Foto: Daniel Otero 08

Como digo más arriba, la tecnología ya está aquí, y quienes debemos adaptarnos somos nosotros. Si han tenido oportunidad de manejar un carro con sistema de frenado autónomo, seguramente han pasado más de un susto ante la brusquedad de su funcionamiento, pero en estos ID precisamente fue la suavidad de la intervención de estos sistemas de conducción semi autónoma lo que más me llamó la atención.

Para quienes nos gusta manejar, en el sentido de ser nosotros quienes estamos en control del carro y que nos transmita sensaciones, lo más difícil es tener que relegar ese control y confiar en que el carro mismo es el que lo tiene. No es una transición sencilla y para algunos de nosotros será aún más difícil, pero como vemos, no por “culpa” de los carros sino por “culpa” de uno mismo.

Volkswagen ID.3. Foto: Daniel Otero 16

De cualquier forma, en medio de todo nosotros somos quienes la tendremos relativamente fácil puesto que será más un tema de acostumbrarse a esa nueva realidad (con la esperanza, además, de poder seguir hacer latiendo ese motor de combustión que quedará en el garaje para recordar otras épocas que esperamos nunca dejar atrás). El camino difícil es para la infraestructura, legislaciones y regulaciones que deberán sortear la complicada trocha de retos y obstáculos que mencionamos al principio.

Galería: Volkswagen ID.3, ID.4, prueba en Brasil

La meta, que por supuesto no estará exenta de retrasos a causa de estos temas y de las actuales crisis que sufre la industria, es que los Volkswagen ID.3 e ID.4 comiencen a rodar en Latinoamérica en 2023. Por supuesto, Colombia no será una excepción.

Asistimos a la Volkswagen ID Week en Brasil gracias a una cordial invitación de Porsche Colombia, importador de la marca en Colombia.

Volkswagen ID.3. Foto: Daniel Otero 11

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Industria