Industria

¿Se puede cambiar solamente la correa de repartición?

El cambio de este elemento se hace dentro de unos plazos fijados por el fabricante o dictados por la mala experiencia de casos de daños sucedidos.

Por Revista Motor

-
Correa de repartición

Correa de repartición

Las correas son vulnerables, trabajan a una alta velocidad y bajo fuerte tensión, pues su ajuste sobre los piñones de los ejes de levas tiene que ser perfecto. Ahí no caben juegos ni patinadas. Las hay de diversas calidades, sobre todo en repuestos, y también su vida se afecta por el diseño del sistema y la metalurgia de los piñones que se afilan con el tiempo y las cortan. No en todos los motores tienen la misma longevidad. Igualmente sufren por la cantidad de válvulas que tengan que operar los ejes de levas, pues habrá un número igual de resortes e impulsadores que se deben accionar y requieren mucha fuerza, que la aporta la correa.

En principio, el mantenimiento debería referirse solo al cambio de la correa, pero es muy común que ofrezcan todo el kit, que agrega la bomba del agua, el patín y, en casos extremos, el mecanismo del templador.

Jueves de Mecanica: Las 10 mejores respuestas a las dudas sobre la cadena o correa de reparticion

¿Es necesario cambiar todo? Es lo recomendable, por lo menos agregar el patín, que tiene un rodamiento interno vulnerable y en la mayoría de los casos es una unidad sellada. En segunda opción, la bomba. La razón es que estos componentes giran al unísono con la correa y sus rodamientos están sometidos a una fuerte carga lateral que proviene del templador y, obviamente, hace que trabajen “recostados”, por lo cual tienen una carga importante.

La bomba, visualmente y al girarla a mano cuando se desmonta –cosa que se debe hacer obligatoriamente para cambiar la correa en la mayoría de los motores–, no suele presentar al tacto u oído problemas de roce excesivo del rodamiento o buje, pero como el despiece es complejo y el componente no es muy costoso, se aprovecha toda la operación para cambiarla y evitar problemas en el uso subsiguiente.

Si el motor no tiene muchas horas de servicio o se hace un desarme por una razón diferente a la repartición, es viable cambiar solo la correa, a riesgo compartido entre el dueño y el mecánico.

El daño de la correa es súbito y casi imprevisible porque por esas razones del trabajo mecánico que hace, cuando hay algún desgarre, en cosa de pocas revoluciones se revienta y ello conlleva el riesgo de que se estrellen las válvulas con los pistones y ahí se desgrana una cadena de males que implicará el cambio de muchas piezas y, a veces, hasta del bloque del motor y bielas, además de válvulas, guías, culata, etc.

Hay motores en los cuales no se presenta esa interferencia de válvulas con los pistones por su diseño interno, y en ese caso se apagan inmediatamente sin mayores daños, pero no son la mayoría. Si tiene dudas, consulte los talleres de la marca. Y si le ofrecen el kit, hay razones técnicas por delante de las comerciales del almacén de repuestos.

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Industria