Industria

Unión Europea decreta el fin de los carros a gasolina y diésel

El Parlamento Europeo aprobó la prohibición de la venta de vehículos nuevos con motores de combustión a partir de 2035. La norma incluye a los híbridos. Salto al mundo 100% eléctrico.

Por Giovanni Avendaño

-

Aunque la industria sabía que los motores de combustión interna, bien a gasolina o bien diésel, eran una ‘especie’ en vía de extinción tanto por las normativas de emisiones como por la futura falta de petróleo, en Europa ya le pusieron fecha de vencimiento a la venta de esos carros.

El Parlamento Europeo aprobó de forma oficial que a partir de 2035 se prohibirá la venta de vehículos nuevos con motores de combustión, lo que de forma consecuente y lógica incluye a todos los tipos de carros híbridos que existen.

Esto quiere decir también que a partir de esa fecha solo se podrán vender carros 100 por ciento eléctricos, bien sea de baterías alimentadas por energía eléctrica externa o a hidrógeno. No habrá más opciones.

Carros eléctricos afectados por guerra en Ucrania

Esta sentencia para los motores a combustión se aplicará a los automóviles, camionetas, pick ups, y furgonetas, pero no se aclara si también involucra a los buses y camiones, como a las motocicletas.

(Le puede interesar: Lewis Hamilton producirá película de la F1 protagonizada por Brad Pitt)

Carros eléctricos

La transición al mundo eléctrico

Con un total de 339 votos a favor, 249 en contra y 24 abstenciones, el Parlamento Europeo respaldó las conclusiones de la Comisión de Medio Ambiente y confirmó su postura sobre la transición al carro eléctrico.

A esta propuesta le falta un paso para convertirse en normativa comunitaria pues la Unión Europea tiene que negociar los términos de la aplicación con cada país miembro y de ese consenso saldrá la ley definitiva, que no habrá que esperar demasiado, pues en septiembre de este año se fija el plazo máximo.

(Siga leyendo: ‘Terapia de carbono’ para el Lamborghini Huracan STO)

Carros eléctricos afectados por guerra en Ucrania

Solo para los ‘nuevos’

Aunque esta norma se aplicará solo a la fabricación y venta de vehículos nuevos, lo que quiere decir que aún después de 2035 podrán seguir circulando los tradicionales carros a gasolina, a diésel o híbridos hasta que una nueva norma impida su circulación para detener de forma absoluta sus emisiones contaminantes.

Industria lista, infraestructura no

Los parlamentarios europeos aseguraron que este lapso hasta 2035 será un tiempo suficiente para que los fabricantes se adapten a la nueva norma, principalmente para adaptar a la transición a los vehículos comerciales ligeros. Pero en términos generales, la mayoría de marcas ya ofrecen en la actualidad por lo menos algún vehículo 100% eléctrico.

El problema real para la implementación de la ley que busca reducir la contaminación por este tipo de emisiones radica en la falta de infraestructura para la red de carga en Europa.

(Le puede interesar: Hyundai descontinuará el Ioniq el próximo mes)

Cada gobierno deberá poner su cuota

Por ello, en la misma implementación de la normativa hay un ambicioso plan para que en 2035 exista un número de cargadores cuando menos igual al que en la actualidad se tienen de surtidores de combustibles tradicionales.

Y eso está estipulado en el reglamento de esta ley cuyo proyecto se acaba de aprobar, pues se determina la obligación para que todos los países miembros instalen puntos de carga públicos que aseguren la autonomía y movilidad para los vehículos eléctricos en toda Europa.

.

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Industria