Revista Motor

Mercedes-Benz 300 SL Gullwing, arte hecho en Colombia

La famosa casa de remates RM Sotheby’s encontró un hogar definitivo para esta réplica del famoso Mercedes-Benz 300 SL Gullwing (Alas de Gaviota) de los años 50. Fue armado totalmente a mano, con materiales locales, herramientas fabricadas por su propio constructor, medidas exactas tomadas de un modelo a escala 1:18… en un pequeño taller de Bucaramanga, y ahora es el carro recreado en Colombia más costoso de la historia.

Por Revista Motor

-
Mercedes-Benz 300 SL Gullwing hecho en Colombia

Mercedes-Benz 300 SL Gullwing hecho en Colombia - Plinio Barraza

Juan Carlos Gutiérrez acababa de terminar la restauración de su Mercedes-Benz W123 cupé de color blanco, cuando recibió un encargo insólito de un entusiasta de la marca: construir una réplica exacta del Gullwing 300 SL (Alas de Gaviota) de los años 50. Contaba con ocho meses de plazo para realizar el trabajo y debía usar lámina y no fibra de vidrio o aluminio, los materiales a los que suelen acudir quienes fabrican este tipo de recreaciones en otras partes del mundo.

Mercedes-Benz 230 CE W123, base para el 300 SL. Foto Plinio Barraza

Utilizar ese material implicó para Gutiérrez enfrentarse a su primer reto: conseguir un chasís lo suficientemente fuerte y bien concebido que soportara el peso de la carrocería de cuatro metros y medio de largo, casi dos de ancho y poco más de un metro de altura. Sin alternativa, sacrificó el W123 cupé blanco, un 230 para más señas, que había armado recientemente.

Mercedes-Benz 300 SL Gullwing hecho en Colombia. Foto: Plinio Barraza

“Al desbaratarlo encontré una plataforma monocasco con bastidores laterales muy fuertes que de todas maneras tuve que cortar para variar la distancia entre ejes –relató en una charla sostenida con el expiloto y coleccionista Jorge Cortés–. Lo hice en zigzag para conservar la rigidez de la estructura”. También cortó uno de los cardanes que luego acomodó a la medida exacta, y conservó el motor, la caja y la suspensión, los cuales encajaron a la perfección en el modelo final. 

Naturalmente, no tuvo acceso a los planos originales del 300 SL Gullwing, así que decidió acudir a Internet y conseguir una réplica a escala 1:18, y a partir de allí dibujar un plano de tamaño real que colgó en la pared de su taller como guía durante todo el proceso.

Mercedes-Benz 300 SL Gullwing hecho en Colombia. Foto: Plinio Barraza

La elección de las herramientas implicó también un desafío para él, especialmente la ‘rueda inglesa’, cuyo diseño consiste en una balinera alineada a una especie de rodillo a través de la cual se hace pasar la lámina para lograr las curvaturas exactas y cuya estructura debe estar perfectamente ajustada para que el trabajo quede bien hecho. Después de mucha prueba y error logró aprenderla y perfeccionarla para arrancar la fabricación de todos los paneles del vehículo. 

Utilizó también un pesado tronco con un martillo de madera y un pequeño soldador de pocos vatios de potencia para no deformar las láminas al momento de unirlas. “Quise hacer las cosas a la antigua”, dijo después de terminado el proyecto que no dejó nada al azar, ni siquiera la trompa del vehículo, de la cual no tenía buenos puntos de referencia, o las puertas, de medidas extremadamente precisas y cuya estructura debía ser “muy fuerte y liviana a la vez” para que abrieran y cerraran adecuadamente y se sostuvieran en el aire sin deformarse ni afectar las bisagras diseñadas por él, ni los soportes hidráulicos que las mueven.

Mercedes-Benz 300 SL Gullwing hecho en Colombia. Foto: Plinio Barraza

Cabe destacar que Juan Carlos Gutiérrez es un experimentado tapicero, antes que constructor de vehículos, un oficio que ejerció al lado de su padre, reconocido diseñador de carros en su natal Bucaramanga, y que le fue de gran ayuda para llevar a cabo este proyecto, pues “el patronaje permite visualizar las curvas de las láminas para darle la forma a la tapicería”. 

La construcción de esta excelente réplica del Mercedes 300 SL Gullwing tomó dos años y no los ocho meses acordados en un principio, un proyecto del cual Gutiérrez se olvidó desde el momento en que lo entregó a su dueño original y del que volvió a saber la semana pasada, cuando se enteró de que su creación fue subastada por RM Sotheby’s, en Fort Lauderdale, Estados Unidos (a donde fue a parar luego de que su dueño original se lo revendiera a un holandés) por increíbles 185.000 dólares, alrededor de 700 millones de pesos.

Mercedes-Benz 300 SL Gullwing hecho en Colombia

Datos

  • El interior de color rojo (con asientos fabricados enteramente por Gutiérrez) fue hecho con vinilos nacionales que son “de excelente calidad”. Dos datos curiosos: los parlantes de los parales son exactamente iguales a los originales y las maletas de viaje ubicadas en la zona posterior son en realidad un cajón que tapa el abultado tanque de gasolina.El tablero recrea exactamente el del Mercedes 300 SL Gullwing con instrumentos VDO heredados de Volkswagen, la misma marca que equipaba el bólido de los años 50. Los rines mostrados aquí fueron elegidos por el entusiasta, aunque el segundo propietario decidió cambiarlos por los originales.
  • 1.400 300 SL Gullwing fueron fabricados entre los años 1954 y 1957 y otro tanto, pero convertibles, salieron al mercado hasta 1963. Un auto original cuesta de 1,5 a 2 millones de dólares, pero piezas especiales alcanzarían los 4 millones, como el convertible personal de Juan Manuel Fangio, que está en estos días en una subasta privada.
  • Para fabricar los vidrios, Gutiérrez acudió a un experto local, “que tenía la técnica, pero no la destreza para moldearlos”. Se ingenió entonces unas plantillas de madera dobles para que el artesano introdujera allí los cristales y, a 800 grados de temperatura, lograra moldearlos con el contorno exacto, sin alterar su calidad y seguridad. Todas las rejillas, emblemas y boceles fueron fabricados a mano.
Juan Carlos Gutiérrez, creador de la réplica del Mercedes 300 SL Gullwing

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Revista Motor