Tecnologia

Motor eléctrico de Koenigsegg da 335 caballos y cabe en un morral

Se llama Quark y la marca sueca lo hizo para su sedán híbrido Gemera. Utiliza la tecnología de flujo “Raxial” y es el más avanzado del momento.

Por Giovanni Avendaño

-
Motor Quark de Koenigsegg, una maravilla tecnológica

Motor Quark de Koenigsegg, una maravilla tecnológica

Koenigsegg acaba de revelar uno de sus secretos mejor guardados en el campo tecnológico, su nuevo motor eléctrico Quark, que es una pequeña unidad de menos de 25 centímetros de diámetro que entrega una potencia descomunal para su tamaño: 335 caballos.

Este motor de Koenigsegg se desarrolló para equipar el sedán híbrido de alto performance Gemera que equipa tres de estas pequeñas unidades eléctricas para sumarse a otro de combustión que también es una maravilla de la ingeniería, pues es un bloque de 3 cilindros y 2 litros que da 600 caballos de potencia y 600 Nm de torque.

Motor Quark de Koenigsegg, una maravilla tecnológica

Para entender un poco el alcance tecnológico del motor Quark de Koenigsegg hay que decir que las dos topologías para motores eléctricos son el flujo axial, que enfatiza la densidad de potencia, y el flujo radial, que enfatiza la densidad de torque. Entonces, el Quark combina ambas en una forma que Koenigsegg bautizó "flujo Raxial", y que además está diseñado con materiales como acero de grado aeroespacial y un rotor de fibra de carbono.

Koenigsegg Gemera

El resultado es un motor eléctrico de menos de 30 kilos y de 25 centímetros de diámetro que es capaz de entregar de forma constante 134 caballos de potencia y 250 Nm de torque. Sin embargo, tiene una función temporal para entregar una potencia máxima de 335 caballos y 600 Nm de torque, durante 20 segundos.

Motor Quark de Koenigsegg, una maravilla tecnológica

Antes del motor Quark, Koenigsegg ya había desarrollado un inversor de carburo de silicio de seis fases al que llaman David. A este inversor, la marca sueca unió dos motores Quark y los dotó de un juego de engranajes planetarios y se suman a una unidad eléctrica de tracción, denominada Terrier EV. Este es el tren motor que impulsa al Gemera con toda la vectorización de torque que requiere en casi toda la conducción, a menos que se le exija la máxima potencia.

Motor Quark de Koenigsegg, una maravilla tecnológica

Esta unidad, que va atornillada con elastómeros al monocasco de fibra de carbono del deportivo, ahorra una gran cantidad de peso para el chasis en comparación con los bastidores auxiliares que requieren el montaje en eléctricos ‘convencionales’.

Koenigsegg planea que su motor Quark esté disponible para aplicaciones más allá de los vehículos eléctricos, incluidos los usos aeroespaciales y marinos, y tal vez hasta en los próximos taxis aéreos. A esta maravilla solo le falta ser de bajo costo.

Koenigsegg Gemera

DATO

El jefe de ingeniería de Koenigsegg señaló que los tres motores eléctricos del Gemera son "para reforzar el rendimiento de baja velocidad y para darle al hiperdeportivo una aceleración brutal", después de lo cual el motor de combustión se pone en funcionamiento y, junto a los propulsores eléctricos, pueden llevar al Gemera a alcanzar los 400 kilómetros por hora.

Recibe todas las noticias en tu correo electrónico

Entérate de todo lo que necesitas saber sobre el mundo Motor

Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Se tratarán sus datos para gestionar su solicitud, de acuerdo con las Finalidades Generales de la Política para el Tratamiendo de Datos Personales.

Sigue leyendo

Más de Tecnologia